22 homicidios empañan el mes de agosto

Publicado el: 11 Agosto, 2017

Por “Florentino Ariza

En lo que va corrido del año, según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC), se han registrado 330 homicidios en Medellín. Agosto se perfila como el mes más violento del año de seguir en ascenso el registro de muertes violentas, con un total a la fecha de 22 asesinatos —11 más que los reportados en el mismo periodo del año pasado, en el que se presentaron 8 casos—. Una cifra alarmante que empañó las fiestas de la Feria de las Flores.

Para el SISC la principal causa de los homicidios en la capital antioqueña es el enfrentamiento entre los combos delincuenciales que operan en la ciudad. Sin embargo, para el general Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, las muertes violentas no tienen conexión entre sí, y están relacionadas con problemas de convivencia y ajuste de cuentas.

Sus declaraciones, emitidas el 7 de agosto, causaron indignación, sobre todo por los fenómenos que rodean a esta racha de asesinatos que demuestran una vez que el crimen organizado de la ciudad cogobierna con la institucionalidad en los territorios del Valle de Aburrá. En palabras del general: «Aquí a la gente de bien no la asesinan, a los que están matando son aquellos que tienen problemas judiciales». Lanzar semejante aseveración es considerar que en la Medellín metropolitana no suceden fenómenos como la trata de personas, los asesinatos selectivos, la desaparición forzada y la tortura; flagelos ya reconocidos por el mismo alcalde, Federico Gutiérrez Zuluaga.

Según Julio Rengifo, integrante de la Mesa de Derechos Humanos del Valle de Aburrá en la comuna 16: «Lanzamos una alerta porque este fenómeno es preocupante; está desencadenando en otros como el desplazamiento forzado», haciendo referencia a la ola violenta en la que se vio Medellín durante esta Feria de las Flores.

En la comuna 7 y en el corregimiento de San Cristóbal, en el sector conocido como La Loma, continúa la zozobra por las disputas que se presentan entre las bandas que operan en este territorio. En Robledo Aures, El Diamante y Villa Sofía, circulan amenazas de que la guerra en estos barrios se avecina. Mientras tanto, el último asesinato reportado en la primera semana de agosto se presentó en Pajarito, en la misma comuna.

La Loma, por su parte, reporta cinco homicidios en menos de una semana. Las autoridades relacionan los hechos con las disputas territoriales entre las bandas criminales que operan allí. El llamado Clan del Golfo, La Oficina del Valle de Aburrá y Los Pesebreros serían los responsables del terror generado en San Cristóbal en los últimos días.

James Zuluaga, defensor de derechos humanos en la comuna 13, denuncia: «Se están subiendo a los colectivos de San Cristóbal para hacer retenes ilegales y, probablemente, los enfrentamientos entre las bandas criminales vuelvan a presentarse, ya que han asesinado a miembros de grupos armados de La Loma y de la comuna 13».

Al igual que muchos otros sectores de Medellín, Robledo representa un valor importante geográficamente para el crimen organizado del área metropolitana; su acceso al corregimiento de San Cristóbal y su conexión directa con la vía al mar y el golfo de Urabá, permite que por esta zona transiten muchos insumos ilegales que alimental a las estructuras delincuenciales que operan en la ciudad.

El corregimiento de San Cristóbal, por su parte, ha sido históricamente un territorio con problemas de orden público por los aspectos mencionados anteriormente. A esto se le suma que geográficamente se ubica entre las comunas 13 y 7, siendo importante el control de este sector para el monopolio de las rentas ilegales que tienen lugar en el Valle de Aburrá.

La Agencia de Prensa Análisis Urbano ya ha denunciado la existencia de casas de tortura en dicho corregimiento. En 2015 se ubicó, en el sector de San Pedro, en La Loma, uno de estos macabros lugares en el mismo barrio que hoy parece despoblado por una comunidad que siente temor por la presencia de los grupos armados ilegales.

Un habitante del barrio le explico al diario El Espectador: «Lo que pasa en La Loma es puro abandono del Estado […] Usted va a La Loma y usted no ve una cancha de futbol, no encuentra un parque, nosotros le decíamos, a la Alcaldía, que allá los jóvenes no tienen un parque en el cual divertirse, no tienen nada, le pedimos que intervinieran económicamente el sector. Y respondían que no se podía, que no se podía. La Loma es un barrio abandonado, que solamente lo miran cuando hay balaceras».

En Medellín, una ciudad acostumbrada a los contrastes, mientras unos disfrutaban del turismo y de las fiestas que oferta la Feria de las Flores, otros padecieron las balas y la violencia durante la primera semana de agosto. Qué bueno fuera que los habitantes de Robledo y San Cristóbal, sintieran el acompañamiento y el apoyo institucional, no solo desde la fuerza pública, sino que además lo hicieran desde ese enfoque integral que aún está en deuda en la estrategia de seguridad de la ciudad.

Fuentes:

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/antioquia/la-loma-el-barrio-fantasma-de-medellin-articulo-706234

http://www.elcolombiano.com/antioquia/los-homicidios-empanan-la-semana-de-las-flores-FX7055362

http://analisisurbano.org/mas-alla-de-negar-su-existencia-que-hacemos-con-las-casas-de-tortura-en-el-medellin-metropolitano

Otros artículos y columnas de opinión del autor

Lo que representa Bello geoestratégicamente para el crimen organizado en el Valle de Aburrá

En medio del Plan de Intervención Los Chivos se movilizan en taxi

Mensaje de terror: julio, el mes con más muertos en Medellín

Alias Boso, segundo de Los Chivos, habla sobre vacunas en Belén y Altavista

Pachelly extiende su poder

 

 

 

 

Deja un comentario

hola