Balance de septiembre, mes del ajuste al pacto del fusil

133

El impacto real del ajuste al pacto del fusil entre la cúpula de la criminalidad del Valle de Aburrá y la bandas que se confrontan en zonas como Altavista, Belén y Robledo, se vio reflejado en la reducción de homicidios reportados durante septiembre. La curva, que estuvo ascendente durante julio y agosto, tuvo su mayor reducción en el mes que el papa Francisco visitó la ciudad.

Durante todo septiembre la zona de conflicto que presentó más hostigamientos, capturas y varios muertos fue Belén Zafra, en donde precisamente la alianza entre Los Chivos y Pájaros Rebeldes se enfrentó a los Pesebreros.

De los últimos tres meses, que fueron de gran tensión en la ciudad, septiembre presentaría una reducción importante en temas de homicidio, pasando de 54 en julio y 51 en agosto, a 39 (ver gráfico). [Leer también: En 6 días de septiembre se refleja ajuste del pacto del fusil]

El comportamiento en el índice de homicidio por comunas continúa en ascendencia, siendo la comuna 10 (La Candelaria) la de mayores hechos violentos con 63 homicidios, le siguen Robledo con 45, Belén con 35 y San Javier (con 31. El único corregimiento que no presenta homicidios es San Sebastián de Palmitas (ver gráfico).

Los esfuerzos de la Policía han logrado la captura de varios integrantes de estructuras criminales, asentadas en el corregimiento de Altavista, Belén Zafra y Robledo. El más reciente golpe se dio en el municipio de San Jerónimo, en donde se logró la captura de alias Queso, hombre de confianza de Diego Chamizo, quien lo puso al frente de la banda Los Chamizos. Queso sería protegido por alias Tavo o Tavito, también capturado, quien era apoyado por alias Pichi, jefe del barrio San Bernardo, un ungido por Los Chamizos y La Oficina del Doce de Octubre para ampliar el negocio y también proteger a alias Queso y Cataño —o Ramón—. [Leer también: Guerra el Altavista y Belén Zafra, ahora en Robledo

Prontuario de Tavo o Tavito

Tavo o Tavito, alias que corresponden a Gustavo Andrés Torres Castañeda, como coordinador de sicarios de la Oficina del Doce de Octubre, casi siempre andaba con Vayiya. Estaría buscando adueñarse de importantes barrios como Aures, Villa Sofía y Córdoba, en Robledo, aunque se rumora que tendría fuertes diferencias con alias Cataño, jefe actual de la Oficina del Doce de Octubre, con quien se presume mantiene una disputa territorial. Cataño se declaró en rebeldía contra alias Soto, su anterior jefe, por ordenar el ascenso de alias Tavo. Sus finanzas eran las extorsiones a los habitantes de la invasión Nuevo Jerusalén, quienes debían pagar por servicios como alquiler de lotes y conexiones ilegales de luz y agua.

Presuntamente es el autor material de múltiples homicidios, desplazamientos forzados intraurbanos y desapariciones forzadas en las comunas 5, 6 y 7, y en el municipio de Bello en el asentamiento Nuevo Jerusalén y barrios París y Maruchenga.

Las capturas de Tavo y Queso son un duro golpe a la estructura que controla Robledo, en donde, como lo hemos documentado en los últimos informes, se está presentando una confrontación entre una disidencia de Los Pesebreros, antiguos aliados de Carlos Pesebre, con La Oficina del Doce de Octubre, luego de la captura de Johan David Duque Ríos, alias Duque o el Hijo [Leer también: Cayó alias Duque, coordinador de Los Pesebreros en la comuna 7]

Temas relacionados 

Duro golpe a Los Chamizos: cayeron alias Queso y Killing

Se ajusta el pacto del fusil 

En 6 días de septiembre se refleja ajuste del pacto del fusil 

Con disparos y vacunas Pájaros Rebeldes y Los Chivos intentan sabotear el pacto 

«Se necesita un relevo generacional en ciertos cargos», secretario de Seguridad 

En libertad alias el Ronco. ¿Habrá remezón en La Oficina? 

Se rompió la tregua en Belén: Pájaros se enfrentan

Deja un comentario