Buenaventura resiste al asedio y al abandono estatal

5

Redacción Análisis Urbano

La ONG Corpades y la Agencia de Prensa Análisis Urbano expresan su solidaridad con los habitantes de Buenaventura que hacen parte del paro cívico manifestándose en contra del abandono al que los ha sometido durante décadas el Estado colombiano.

Igualmente, reprobamos la forma como el Gobierno nacional ha manejado la situación actual en Buenaventura; diálogo y represión no combinan, ese no es el mejor de los caminos. No entendemos cómo un Nobel de la Paz que ha dialogado y negociado durante varios años con la insurgencia colombiana y articulado un proceso de paz que podría terminar con la guerra, crea que llevar al Esmad —el aparato represivo que es conocido por sus métodos brutales— sea la solución a la inconformidad ciudadana. Los heridos que se han presentado, entre ellos varios menores, muestra que este escuadrón es nocivo para la democracia y más aún para un país que busca la paz y emprender el camino de la reconciliación nacional.

No entendemos, señor presidente, esta contradicción. Si Buenaventura es uno de los principales puertos de Colombia, por donde pasa buena parte del comercio exterior e interior, mejor dicho, un lugar generador de abundante riqueza, por qué existen tantos problemas sociales como falta de educación, deficiencias en el agua potable y la vivienda digna, desempleo, pobreza extrema, presencia de las estructuras paramafiosas, casas de pique, desapariciones forzadas y desplazamiento forzado que agravan la seguridad. ¿Cree usted que la respuesta sea la de reprimir la protesta social que se evidencia justa y legitima?

Finalmente, señor presidente, usted es el mandatario de todos los colombianos, no es solo parecer un defensor de la paz, es obligatorio también serlo y ahí usted se está equivocando. ¿Por qué no reorganizar el rumbo que está tranzándole al país? Demuestre que para usted la paz no es solo terminar la guerra con la insurgencia, que sus propósitos van más allá, llevando al país por la senda de la paz con justicia social. Aunque se está demostrando que el único propósito era acabar la insurgencia, no con la pobreza y la desigualdad. Lamentable eso señor presidente.

Temas relacionados

Así le cantó la tabla un líder de Buenaventura al ministro Rivera

‘Fuerza desmedida ni vandalismo tienen justificación en el paro’

Deja un comentario