Guerra en Altavista y Belén Zafra, ahora en Robledo

0
509

Redacción Análisis Urbano

Los barrios Belén Zafra (en la comuna 16) y Robledo (comuna 7) están en medio de una guerra urbana que se trasladó desde el corregimiento de Altavista, en donde luego de más de dos meses se ha acrecentado la disputa territorial entre Los Chivos quienes recibieron recientemente el apoyo de una parte de Los Pájaros Pesebreros, al mando de alias Hugo Pájaro, contra las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y la banda Mano de Dios o Nuevo Amanecer aliada de los Gaitanistas y el reducto de Los Pájaros que al mando del Gordo tratan de recuperar los territorios en la división con Hugo Pájaro.

En Belén Zafra se han presentado varios hechos en la última semana. Lo más reciente fue la noche del jueves 10 de agosto, cuando un grupo de Los Chivos incursionó a través de La Ladrillera, uno de sus corredores estratégicos para movilizar hombres y armas desde la parte alta de la comuna16, hasta llegar al barrio El Consejo, en el corregimiento de Altavista. El saldo fueron dos personas ajenas al conflicto asesinadas: José Ignacio Botero Posso (52 años), y Luis Eduardo Córdoba Urrea (25 años), y un herido, un joven de 14 años, quien debió ser remitido a la Unidad de Salud Intermedia de Belén.

Los hechos violentos en Altavista dejan como saldo 14 homicidios —entre el 1 de enero y el 10 de agosto de 2017—, heridos por balas perdidas, desplazamientos forzados y decenas de conductores de transporte público —buses y colectivos— y comerciantes bajo la presión del pago semanal de las vacunas que exigen los criminales que operan en la zona, como denunció en su momento la Agencia de Prensa Análisis Urbano.

En Robledo, como lo hemos documentado en los últimos informes, se está presentando una confrontación entre una disidencia de Los Pesebreros, antiguos aliados de Carlos Pesebre, con La Oficina del Doce de Octubre, luego de la captura de Johan David Duque Ríos, alias Duque o el Hijo, el pasado 11 de junio. Duque, al retirarse de la Policía, habría sido reclutado por Alejandro Suárez Agudelo, alias Tana, quien fue capturado el 21 de febrero de 2015. Duque habría traicionado la confianza de Tana y ayudado a que fuera capturado. [Leer: Cayó alias Duque, coordinador de Los Pesebreros en la comuna 7]

El promotor de la ofensiva sería alias Tavo o Tavito, sicario que andaba siempre de la mano de alias Vayiya, y estaría apoyado por alias Pichi, jefe del barrio San Bernardo, pero que ha sido ungido por Los Chamizos y La Oficina del Doce de Octubre para ampliar el negocio y proteger a alias Queso y Cataño —o Ramón—. El segundo de Pichi, alias la Nea, también estaría en dicha alianza.

La incursión en Robledo estaría siendo avalada por el jefe de Los Chatas, Tom o Carlos Chata, quien se encuentra prófugo, y es un aliado incondicional de las AGC, buscando arrebatarle los territorios a Los Pesebreros y a la posible disidencia de estos que se estableció en los barrios Villa Sofía, Aures I y II, Curazao, Civitón, Santamaría, El Diamante y Bello Horizonte, en donde operó alias Duque, capturado recientemente en Santiago de Cali. [Leer: Ante la cruda realidad en Medellín, institucionalidad no afina]

 

1- ¿Por qué razón la Fiscalía, luego de la visita del fiscal Néstor Humberto Martínez, quien anunció en rueda de prensa la captura del sicario que presuntamente asesinó al rector de la Institución Educativa Rafael Uribe Uribe, está cambiando la hipótesis del homicidio? Ahora se habla de las denuncias que el rector había hecho sobre el reclutamiento y las plazas de vicio. Desde Análisis Urbano lo advertimos en nuestra nota Apuntes Urbanos: la orden habría sido dada por alias Vampi o Vampiro, que opera en la zona de la plaza de mercado de Campo Valdés y participaron seis hombres en tres motocicletas. ¿Y los otros cinco sicarios?

2- Las primeras hipótesis sobre el atentado en Bello, la noche del jueves 10 de agosto, siendo víctimas un grupo de hombres del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), apunta a un presunto integrante del ELN, alias el Paisa. Rara hipótesis, cuando el comando de Policía queda en un sector controlado por Niquía Camacol y Pachelly, y en un municipio en donde Los Chatas tiene el poder territorial. ¿No será más bien una retaliación por la persecución que se viene para capturar a alias Tom o Carlos Chatas, patrón de Bello y de parte de Medellín? ¿O estarían involucrados los Gaitanistas, quienes tienen intereses en la minería del nordeste, en Segovia y Remedios, en donde el Esmad ha estado controlando los brotes de violencia producto de la protesta de los mineros?

Notas relacionadas

Alias Boso, segundo de Los Chivos, habla sobre vacunas en Belén y Altavista

 

 

Deja un comentario