Homicidios sin jurisdicción

Publicado el: 24 Abril, 2017

Por “Florentino Ariza”

En 2017 ya son trece los cuerpos sin vida que son encontrados en el río Medellín, en jurisdicción del municipio de Barbosa. Según el reporte de las autoridades, ocho de estos fueron asesinados mientras que, a los otros tres se les atribuye su muerte a causas accidentales.

El parte oficial también ha confirmado que ninguna de las personas identificadas sin vida en el río Medellín pertenecían al municipio de Barbosa. Según las autoridades, los muertos encontrados en este municipio tampoco fueron asesinados en su jurisdicción, ya que, en lo que va corrido del año, solo se ha presentado una muerte por causas violentas. Este fenómeno ha prendido las alarmas en la alcaldía municipal, que lidera un trabajo conjunto con la Policía para mantener los indicadores más bajos en los últimos tiempos en materia de homicidios.

Surgen dos preguntas fundamentales ante los hecho: 1. ¿De dónde son oriundas las personas asesinadas? 2. ¿Dónde se presentan los homicidios?

Según las cifras de la administración municipal de Barbosa, en 2015 fueron asesinadas 37 personas debido a la confrontación armada entre bandas delincuenciales, mientras que para 2016 las cifras descienden a 13, presentándose una disminución del 64 % con relación al año inmediatamente anterior. Presentadas estas cifras, los muertos del río no serían de Barbosa y tampoco los asesinaron en su jurisdicción.

Está claro que los cuerpos sin vida son oriundos de otros municipios del Valle de Aburrá, hecho que nos pone frente a una disyuntiva entre los indicadores oficiales de cada municipio. Pareciera que el fenómeno es sistemático y que a alguien no le interesa cargar con las cifras de homicidios para no prender las alarmas en un valle controlado por el crimen organizado.

Menos muertos en cada jurisdicción es sinónimo de trabajo exitoso en materia de seguridad en las administraciones municipales, eso también está claro.

Pero, no solamente ha sido Barbosa el que ha bajado sus índices de homicidios en lo que va corrido de este año. Echemos un vistazo a los municipios aledaños, de los cuales podrían ser provenientes los cadáveres encontrados en el río.

Según el secretario de Gobierno de Girardota, Dúber Andrés Sánchez, en 2017 la tasa de homicidios es de cero asesinatos; mientras tanto en Copacabana se presentó una muerte violenta en enero, y dos en menos de 24 horas el pasado 6 de marzo. En lo que respecta a Bello, las rencillas desatadas en las estructurales criminales de Pachelly, Los Chatas y El Mesa, han presentado jornadas violentas en el municipio en enero, febrero y marzo. Un abogado, una profesora universitaria, un líder cultural y supuestos miembros de bandas delincuenciales han engrosado los índices de homicidios en este municipio en 2017.

Con relación a Medellín, se presentan dos datos curiosos. El primero es que marzo de 2017 ha sido el año con la cifra más baja en homicidios en la ciudad desde 1997, 23 casos en total se presentaron en la capital antioqueña. Lo segundo es el aumento de la confrontación armada entre bandas delincuenciales en los últimos días en comunas como la 8 y la 16. La guerra sigue en Medellín a pesar de que baje la tasa de homicidios.

Miremos cómo está Medellín en materia de homicidios en este 2017.

Fuente: información obtenida del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC).

Podemos observar un pico en los homicidios en Medellín durante febrero de este año y una reducción sustancial  en marzo, 31 asesinatos menos.

Medellín es el municipio con mayor número de homicidios en lo que va corrido de este año entre los municipios del Valle de Aburrá, seguido de Bello, Copacabana, Barbosa y Girardota respectivamente; municipios de los cuáles podrían provenir los cadáveres que flotan en el río.

En términos de probabilidades, Medellín, al ser el municipio con mayor número de homicidios en el área metropolitana, podría ser el lugar de origen de los homicidios y los cadáveres que llegan a Barbosa por las aguas del río. Según la comunidad barboseña, ya están cansados de recibir los cuerpos sin vida de otros municipios, teniendo en cuenta que esto ha sido una constante en los momentos más álgidos de la guerra en el Valle de Aburrá.

A la espera entonces del informe de muertes violentas en Medellín en abril de 2017; pueda ser que la reducción en los homicidios durante marzo no se deba a fenómenos como el aumento en la desaparición forzada y/o a la aparición de cadáveres en municipios aledaños como Barbosa.

Por ahora queda la duda. El crimen organizado también innova en sus formas para no llamar mucho la atención y no prender las alarmas. ¿Hechos aislados o casos sistemáticos?

Fuentes:

Temas relacionados 

Río Medellín: río de impunidad, la nueva morgue de la ciudad

¿De dónde son los restos humanos que bajan por el río Medellín?

Río Medellín se tiñe de rojo, arrastra la ola violenta del Valle de Aburrá

 

 

Deja un comentario

hola