Los exalcaldes del Bajo Cauca, deudores de la parapolítica

0
47

Por Eli_Inspector

En la subregión del Bajo Cauca, durante las décadas 80 y 90, se gestó un proyecto de anarquía por la presencia de narcotraficantes como Pablo Escobar y las nacientes Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), que luego se convertirían en AUC, con dos bloques que sirvieron de enclave para el proyecto paramilitar: Bloque Central Bolívar, al mando de Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, y de Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy; que vieron con éxito cómo su organización dominaba todo el territorio gracias a la participación de actores locales como alcaldes, concejales y congresistas. Dicha alianza sería llamada, a partir de 2007, parapolítica.

El dominio de Macaco y Cuco Vanoy, en los municipios de Cáceres y Tarazá, fue aprovechado por congresistas que recibieron su apoyo para comprar tierras baratas, como es el caso de Mario Uribe Escobar; y por algunos alcaldes para sostenerse en el poder. Estos mandatarios locales serían más tarde testaferros de los jefes paras.

En Tarazá, Cuco Vanoy era considerado un «alcalde alterno», por el poder acumulado, extendido hasta Cáceres, en donde también hacía presencia Macaco. Para evitar diferencias y garantizar la coexistencia de los dos grupos, Vicente Castaño, alias el Profe, delimitó el municipio así: desde la margen del río Cauca hacia el corregimiento de Piamonte y La Reserva para Macaco, y de la margen del río, corregimiento de Jardín, Nicaragua, Puerto Bélgica y Manizales a Cuco Vanoy.

En abril de 2001 se daría una reunión que cambiaría la vida de la entonces candidata Rocío Arias. En el corregimiento Manizales, a cuatro horas por carretera destapada desde la zona urbana de Cáceres, se dio lugar una reunión organizada por Macaco a la que asistieron alcalde y concejales de Caucasia, Cáceres y Tarazá, además de los jefes Iván Roberto Duque, alias Ernesto Báez, y Cuco. Por dicha reunión serían condenados la congresista Arias y el senador Carlos Arturo Clavijo Vargas. Los alcaldes y concejales pasaron de agache.

De lo que no pudieron zafarse varios alcaldes de Caucasia, Cáceres y Tarazá fue de ser señalados por la justicia ordinaria como testaferros de los jefes paras, como obra en evidencias recaudadas por la Fiscalía y avaladas por los magistrados de la Sala de Justicia y Paz, del Tribunal Superior de Medellín, en donde fueron condenados Cuco Vanoy y Macaco. Estos alcaldes, aún después de una década, son deudores de la justicia. 

Caucasia

Los exalcaldes de Caucasia, Juan Carlos Garcés Estrada (2004-2007), Jorge Iván Valencia Rivera (2008-2011) y José Nadin Arabia Abissad (1992-1994, 1998-2000 y 2012-2015) no han explicado sus vínculos con el paramilitarismo.

Juan Carlos Garcés Rivera, por ejemplo, según Informe 459 (30 de mayo de 2011) de la Fiscalía tuvo a su nombre los siguientes predios que pertenecían al jefe paramilitar Cuco Vanoy:

Bienes – Juan Carlos Garcés Estrada
Bienes Matrícula
Finca La Victoria 01529537
Predio 01544921
Predio 0155378
Predio Cuirá 141776
Predio 14117743
Compraventa El Campesino Registro Mercantil 2123143102
Vehículo EKQ 314
Vehículo MLS 050
Vehículo TJA 770

Pese a la evidencia recabada por la Fiscalía, Cuco Vanoy, al ser preguntado por la Sala de Justicia y Paz por su relación con el exalcalde Garcés Estrada, respondió: «Sí lo conozco, es amigo, él estuvo en Tarazá el día que me entregué», agregando que «nunca lo utilizó como testaferro». Las pruebas lo desmienten.

El exalcalde es socio de Ganadería Casa Blanca, que aparece registrada a nombre de Juan Carlos Garcés e hijos, siendo además dueño de la hacienda Casa Blanca [Ver video de la hacienda Casa Blanca], dedicada a la cría de toros de lidia que son exhibidos en las corralejas de Caucasia, Córdoba y Sucre [Ver cartel ganadería Casa Blanca]

En cuanto al exalcalde Jorge Iván Valencia Rivera la Fiscalía [Informe 459] relaciona los siguientes bienes:

Bienes – Jorge Iván Valencia Rivera
Bienes Matrícula
Predio 01543601
Predio  01559434
Motocicleta AOC 21 A
Motocicleta AQN 70 A
Motocicleta ZGH 84 A
Vehículo EWQ 483

El exalcalde José Nadin Arabia Abissad también fue simpatizante del proyecto político de las AUC. En enero de 2006, él y el exalcalde Hugo de Jesús Barrera Gómez, de Cáceres, participaron en una reunión a la que asistieron ganaderos y firmaron una carta a favor de los excomandantes Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, y de Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy.

Tarazá

Miguel Ángel Gómez García, elegido para el periodo 2001-2003 como alcalde de Tarazá, se alió con el Bloque Mineros para acabar con el sindicato de trabajadores del municipio conocido como Sintraofan. La primera decisión del alcalde Gómez García fue citar a los empleados a una reunión con el comandante Cuco Vanoy, realizada en febrero, a un mes de posesionado el alcalde, en la finca El Atajadero, en la vía de Tarazá al corregimiento de La Caucana, centro de operaciones del Bloque Mineros. Luego fue citada otra reunión en la finca La Moneda. Allí el comandante Cuco Vanoy les ordenó a los empleados que «conciliaran las diferencias que existían con la alcaldía».

El 12 septiembre de 2001, en la finca La Moneda, Cuco Vanoy y el alcalde Gómez García se reunieron de nuevo con los empleados sindicalizados, quienes fueron llevados en dos busetas de transporte público por alias Pepe y Dairo Zabala. A dicha reunión asistieron, además del alcalde: Boby Bedoya, secretario de Gobierno; Jhon Fredy Morales, párroco de la iglesia; Digna Tuirán Hoyos, personera de Tarazá; Francisco Alvarado Paternina, secretario de Hacienda; Raúl Hernán Torres Bustamante, tesorero municipal; y Fernando Toro, jefe de obras. El poder civil y eclesiástico vinculado con la ilegalidad.

Los sindicalistas fueron amenazados directamente por alias Cuéllar, quien les dijo que «era mejor renunciar a sus cargos para evitar dolencias en el cuerpo, pues una bala arde mucho». El 19 de septiembre fueron citados de nuevo y les hicieron la misma advertencia. En mayo de 2002, en la finca El Porvenir, en Cáceres, los sindicalistas tuvieron que aceptar firmar un acta de compromiso con el alcalde, con el aval de Cuco Vanoy, para ser despedidos e indemnizados, no sin antes advertirles que no podían demandar a menos que previeran las consecuencias.

La relación entre el alcalde Miguel Ángel Gómez y Cuco Vanoy fue mucho más estrecha, llegando a ser socios en negocios. La finca El Guaimaral, de propiedad del alcalde Gómez, sirvió de corral para los hatos del Bloque Mineros.

Miguel Ángel Gómez García fue reelegido como alcalde de Tarazá para el periodo 2008-2011, el cual dejó iniciado por la captura librada en su contra por relaciones con las AUC, dentro de lo que se conoce como parapolítica. Fueron varios los alcaldes encargados y el desgobierno que se vivió en Tarazá en ese cuatrienio, situación que fue denunciada por el periodista Luis Carlos Cervantes, corresponsal de Teleantioquia Noticias, firmando su sentencia de muerte.

En octubre de 2015 fue elegida como alcaldesa de Tarazá una ficha del exalcalde Gómez García, Gladis Rebeca Miguel Vides, por el Partido Liberal, quien no toma una decisión sin el consentimiento del exalcalde, el poder detrás del trono. Sobre la actual alcaldesa pesa una investigación penal por la presunta participación en el homicidio del periodista Cervantes.

Otro alcalde de Tarazá, Reinaldo Pozo —periodo 2004-2007—, también estuvo vinculado con las AUC y Cuco Vanoy. El 22 de abril de 2005 el alcalde Pozo encabezó un homenaje a Ramiro Vanoy Murillo: «La comunidad del municipio de Tarazá en conjunto con todos los organismos sociales agradecen las obras en pro del desarrollo social y económico de la región al señor comandante Ramiro Vanoy Murillo». En razón a que el alcalde Pozo era soltero, fue nombrada por decreto como primera dama la concejala Griselda Blanco, quien más tarde se desmovilizaría con el Bloque Mineros, por lo que fue investigada por concierto para delinquir.

Cáceres

El alcalde de Cáceres para el periodo 2001-2003, Hugo de Jesús Barrera Gómez, también fue un asiduo visitante de los campamentos del Bloque Mineros de las AUC e invitado de Cuco Vanoy. Producto de ese compadrazgo político, el alcalde, desde su cargo, facilitó la operación de los paramilitares. También, además de aliados políticos, fueron socios en varios negocios de compra y venta de fincas.

Luego de la desmovilización del Bloque Mineros en 2006 en Tarazá, y el sometimiento de Cuco Vanoy a la Ley de Justicia y Paz —Ley 975/2005—, en donde los jefes paras se comprometieron en reparar a las víctimas, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) encontró a nombre del exalcalde Hugo de Jesús Barrera Gómez varias propiedades que pertenecían al comandante Cuco Vanoy.

Bienes – Hugo de Jesús Barrera Gómez
Fincas
La Filipina
Casa Bonita
El Orgullo
San Juan de Dios
Los Abetos
Samaria
El Filo
La Ilusión
La Envidia
Casa Blanca
Santa Fe
El Orgullo
Dicha Fortuna
Párate Bien
Nueva Estación
La Magdalena
El Pindó
El Encanto
Zulia
Mina La Magdalena
Apartamento 501, edificio Torremolinos, dirección: Transversal 39 A 70-11, Medellín
Lote con matrícula 01539598

La finca El Porvenir fue comprada por Cuco Vanoy a Hugo de Jesús Barrera Gómez por un valor de 400 millones de pesos, y le fue devuelta al exalcalde Barrera Gómez en la época de la desmovilización. Además, la finca Nicaragua, en Cáceres, también fue comprada por Cuco.

Por las relaciones con el proyecto político-militar de las Autodefensas Unidas de Colombia en el Bajo Cauca, sur de Córdoba y Sucre, fueron condenadas las excongresistas Rocío Arias y Eleonora Pinera, y el exalcalde Miguel Ángel Gómez, quedando impunes los demás mencionados por los jefes paras.

Con la incursión de las bandas criminales Los Paisas, Los Rastrojos, y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo, en el Bajo Cauca, en donde existe relación de estos mismos políticos, es hora de abrir la otra versión de la parapolítica: la bacrimpolítica, que haría cabezas y atacaría un brazo importante del poder criminal que domina Cáceres: Piamonte y Guarumo; Tarazá: La Caucana y el Guaimaro; y Caucasia, en donde el negocio del narcotráfico sigue igual de rampante que en la época en que Macaco y Cuco Vanoy mostraban su poder con modelos, empresarios y exóticas fiestas.

Temas relacionados 

En el Bajo Cauca el crimen deambula libremente

Rocío Arias se destapa (primera parte)

Caparrapos existen: Rocío Arias se destapa (segunda parte)

“Alcalde, no más mentiras”: Rocío Arias

 

 

 

 

Deja un comentario