Policía sabe dónde está alias Calle 13, coordinador del Plan Pistola en Apartadó

0
56

De izquierda a derecha alias El Indio capturado en Apartadó, sigue el ahora occiso Wilder Graciano Quintero.

Por Luis Fernando Quijano Moreno

El 20 de mayo el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional de Colombia, en una extensa entrevista mostraba los pormenores del llamado Plan Pistola que, sigo insistiendo, activaron erróneamente las AGC —o Clan del Golfo— contra miembros de esa institución. El general dejaba entrever que podría ampliarse los ataques sicariales a funcionarios civiles y extenderse a ataques en ciudades importantes, se dice que estarían en la mira Medellín y Bogotá.

Argumentaba que la Policía, e incluso las Fuerza militares, están listas y van tras Las AGC. Paradójicamente hasta el momento solo se ha visto que golpeen a miembros de la Policía, ni miembros del Ejército, la Fiscalía o funcionarios civiles han sufrido atentados. Vuelvo y pregunto: ¿por qué se focaliza el ataque a los miembros de la Policía si el Estado es uno solo? Pregunta que sigue sin resolver, pero que en ejemplos como el de San José Apartadó podrán dar la respuesta.

De la entrevista que le concedió el general a la periodista Cecilia Orozco, me llamó la atención:

Primero, el Plan Pistola buscaría intentar frenar la Operación Agamenón para que bajen la presión sobre los cabecillas de Las AGC.

Segundo ya no habla de narcos sino que les da la connotación de «banda mafiosa». Por fin un director de la policía muestra que es más que narcotráfico lo que hacen estructuras paramafiosas como la mencionada. Paso adelante se acaba de dar.

Tercero, que los jefes de las AGC están acorralados, me queda una inquietud, si esto fuera cierto, cosa que dudo esté ocurriendo, ¿será que los segundos, terceros y cuartos están igualmente acorralados? ¿Será que simplemente se asistiría al relevo en la cúpula lo que llevaría a que la estructura paramafiosa, sus negocios, territorios, alianzas con el crimen trasnacional y la protección oficial de la que gozan se mantenga, si eso es así, momentos complejos y duros llegaran después de la implementación del posacuerdo.

Cuarto, afirma el general Nieto que los jefes de las AGC están huyendo y debilitados en el Urabá Antioqueño y Chocoano. ¿En cuántos departamentos hace presencia esta estructura paramafiosa? Al parecer en 22. ¿Será que no podrán ocultarse en ellos? Alias Inglaterra y Nicolás bien podrían decir que sí se puede hacer lejos de Agamenón.

Quinto, «Que la Fuerza Pública está a la ofensiva de manera permanente y que no va ceder hasta capturarlos. Hacemos un llamado a la comunidad para que se una alrededor de la institucionalidad con el objeto de contrarrestar sus actos de intimidación», plantea el director de la Policía. ¿Ofensiva permanente cuando se pasean orondos en la mayoría de las veredas de San José de Apartadó protegidos por el manto de impunidad que les brinda la brigada XVII del Ejército Nacional que extrañamente sigue con la herencia maldita de negar el paramilitarismo a sabiendas que desde allí se dirigió en antaño y que ahora ocultan su presencia para que avancen con tranquilidad? Bueno sería que coroneles como Rojas y Dangond explicaran qué pasa allá en ese territorio. La comunidad ve y siente la presencia paramilitar y mafiosa, el Ejército no los ve, ubica y combate.  

PARAMILITARES HACEN PRESENCIA EN SAN JOSÉ DE APARTADÓ EN LA REGIÓN DE URABÁ ANTIOQUIA. FOTO CORTESÍA (ARCHIVO).

Sexto, que Las AGC tengan 1.500 miembros. ¿Será que pueden actuar en tantos departamentos con ese reducido número? El general podría estar tratando de tranquilizar a la sociedad. Hacerlo así, minimizando la hidra que son Las AGC, no dejará nada bueno.

Mucho más se podría extraer de la entrevista. Hay una afirmación del general que me deja con preocupación y desazón, la que da respuesta a la pregunta de la periodista: «¿Cómo estar confiados en que ustedes podrán detectar a los sicarios antes del daño que pretenden hacer o que podrán detener la explosión de una bomba, por ejemplo?».

Responde el general: «Por todas las labores de la Policía Judicial y de Inteligencia podemos identificar alertas, una de las cuales, para poner un caso, permitió dar con la captura de quien recibió la orden de ejecutar un acto de terrorismo. Encontramos el mensaje de que debía intentar afectar a “un miembro de alto nivel de los verdes” o a algún personaje civil. Gracias a tareas de inteligencia pudimos anticipar el hecho y capturar al receptor del mensaje».

Si esto fuera así el coordinador del Plan Pistola en el municipio de Apartadó Antioquia ya habría sido capturado, incluyendo al nuevo jefe de la urbana de las AGC en dicho municipio, hermano de alias el Indio quien fue capturado recientemente. Hecho que no ha ocurrido a sabiendas de que muchos de los miembros de la Policía acantonados allí saben quiénes son, dónde viven, cómo actúan.

 

Los casos más emblemáticos son el del hermano de alias el Indio y su segundo alias Calle 13, jefe de sicarios en Apartadó Antioquia, este último sería el coordinador del Plan Pistola en Apartadó, vive en el barrio 1 de Mayo de Apartadó. Este sujeto coordina los dos Plan Pistola que se desarrollan allí, uno es contra uniformados de la Policía y el otro contra personas que estarían metiendo de «contrabando» droga para el microtráfico en ese territorio, jefes de plazas de vicio que no quieren someterse a las AGC.

Alias Calle 13 además sería el que asesinó —por orden de alias El Indio, quien a su vez habría recibido la orden directa de Nicolás— a Wilder Graciano Quintero. Homicidio que se presentó en el barrio Serranía de Apartadó el 8 de mayo.

Finalmente, pregunto: ¿Cuántos patrones, jefes, coordinadores, entre otros al igual que Calle 13 andan tranquilos a sabiendas de que la inteligencia y muchos uniformados por razones que ya sabemos no actuarán contra ellos? Esperemos que no sean muchos los criminales de las AGC que anden tan cómodamente como Calle 13.


Apunte Urbano

Si esto ocurre en Urabá con Calle 13 en las narices de la Policía, ¿qué estará pasando con jefes como Otoniel, Marcos Gavilán, el Indio Santana, Nicolás o Inglaterra, quienes tienen el musculo financiero para hacerse invisibles muchas veces?

En Medellín al parecer tenemos otro ejemplo como Calle 13, ¿será cierto que llamado Pantera, Puma ahora convertido en alias el Tigre sería el encargado de las AGC en el Valle de Aburrá y estaría andando tranquilo en camionetas de alta gama protegido por un sequito de guardaespaldas yendo a la comuna 8, 16, corregimiento de AltaVista, San Cristóbal, San Antonio de Prado, Bello, Copacabana, Girardota, Barbosa, Caldas? Parece que sí.

Temas relacionados 

Ojo a la cobertura de las AGC en el Medellín metropolitano

El Plan Pistola emprendido por el Clan del Golfo

¿Qué es en realidad el Clan del Golfo?

Clan del Golfo no ha medido las consecuencias del Plan Pistola contra policías

Deja un comentario