Se rompió la tregua en Belén: Pájaros se enfrentan

0
2535

El papa Francisco partió de Colombia el domingo 10 de septiembre con destino a Roma. Su llegada a nuestro país trajo nuevos aires de esperanza, la paz fue permanente en sus discursos y homilías, e incluso el solo anuncio de su visita a Medellín produjo el ajuste al pacto del fusil el 25 de agosto. Aunque se presentaron algunos homicidios, la criminalidad urbana cedió a tan importante llegada.

Sin embargo, el 29 y el 30 de agosto empezaron a disparar Los Pájaros Rebeldes, el 31 ya estaban silenciadas sus armas, el 31 se sentía la relativa tranquilidad que producía la tregua, varios días no se presentaron homicidios, y menos aún balaceras, los resultados al ajuste del pacto se anunciaron el 6 de septiembre.

Pero la verdad es que Medellín es una plaza difícil de controlar y con pactos o sin ellos los homicidios se dan; eso se se demostró entre el 7 y el 11 de agosto cuando 10 homicidios ocurrieron en la ciudad que acogió al papa mensajero de la paz.

Pero había algo que también preocupaba, ¿hasta cuándo iría la tregua? Se estimaba que esta se daría mínimo hasta el 15 de septiembre o incluso que podría extenderse hasta inicios de enero, ya que se venía hablando de proyectos de sometimiento a la justicia auspiciados por el Gobierno nacional; eso podría ser el aliciente para calmar a los criminales de esta ciudad metropolitana, pero no se puede olvidar que la mayoría de ellos siempre están ávidos de disparar, matar, desaparecer, torturar y desplazar.

Fue así como la guerra urbana nuevamente explotó en la parte alta de la comuna 16, en el barrio Belén Zafra, el mismo domingo que se iba de Colombia Francisco. Pájaros Rebeldes, al mando de Hugo Pájaro —o Damián— y sus aliados Los Chivos —al mando de Chatán— empezaban a disparar de nuevo, buscando provocar el enfrentamiento con Los Pájaros Pesebreros al mando del Gordo —o Martín—.

Los disparos se iniciaron desde el sector Montenegro hacia el sector Sucre, que está al mando del Negro, de los Pájaros Pesebreros. El lunes 11 de septiembre se presenta una explosión, al parecer de una granada, seguida de disparos en el sector Cantarranas y Montenegro, la presencia de la Policía fue nutrida, pero un miembro de la institución resultó herido. Desde el domingo también empezó el cobro de nuevas vacunas para surtir sa Los Pájaros Rebeldes de mercado, munición y ropa; al parecer incluyen la vacuna a la recolección de la basura ya que Empresas Varias de Medellín argumenta que en esa zona es difícil hacer presencia. La vacuna también se cobra en la zona de Los Pájaros Pesebreros.

Miembros de la comunidad denuncian que se presentaron algunos atropellos por miembros de la Policía Nacional, sobre los cuales se espera investigación y sanción disciplinaria en caso de resultar ciertos.

El 12 de septiembre, de 5:00 a 7:00 a. m., se sintieron disparos desde diversos puntos de la zona de confrontación; más tarde, a eso de las 11:44 p. m., se enfrentaron la alianza de Los Pájaros Rebeldes y Los Chivos contra Los Pájaros Pesebreros, en el barrio Zafra, sector El Tanque parte alta, conocido como Buenavista o sector Los Conejos. El enfrentamiento tuvo una duración de 22 minutos y el cruce de disparos contó con armas cortas y fusiles. En el momento no se tiene reporte de muertos ni heridos, sin embargo, no deja de ser grave la situación afronta la comunidad en dichos barrios.

Es claro entonces que la confrontación armada reinició. Se espera que la acción institucional, en cabeza de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval) y la Alcaldía de Medellín, sea efectiva en Belén Zafra. Igualmente es necesario prestarle atención al corregimiento de Altavista y a los barrios que limitan con este desde la parte alta de la comuna 16, hasta la comuna 7 y la parte alta de la comuna 13, además de La Loma, en el corregimiento San Cristóbal. En las mencionadas zonas también se han venido presentando enfrentamientos armados y en cualquier momento podría estallar la guerra urbana.

Apunte Urbano  

Dos comunicados diferenciados han enviado las AGC después de la muerte de Roberto —o Marcos Gavilán— y la salida pública de alias Otoniel; en uno se habla de plan pistola y en el otro se niega que se vaya adelantar el plan criminal. En las últimas 48 horas se han presentado ataques con armas y explosivos a miembros de la policía, la institucionalidad no confirma si hay plan pistola o no, pero de hacerlo, podríamos estar ad portas de una posible división en las AGC o Clan del Golfo.

Temas relacionados

Con disparos y vacunas Pájaros Rebeldes y Los Chivos intentan sabotear el pacto  

Enfrentamientos con fusilería en Belén no son neutralizados por fuerza pública

Continúa fuego cruzado en Altavista. ¿Dónde está la autoridad?

Belén tampoco escapa al fuego cruzado de bandas paramilitarizadas 

Intento de asalto deja varios heridos en Los Alpes

 

 

 

Deja un comentario