Carteles mexicanos tras el control del negocio mafioso en Colombia

Por ejemplo, la presencia de estas organizaciones del crimen transnacional en Tumaco, Buenaventura, Putumayo, Cauca, Chocó, Santander, Valle del Cauca, Antioquia y Cartagena mostraría que los criminales mexicanos no vinieron de paseo o a esconderse, sino a hacer negocios. Sus clientes o nuevos trabajadores necesitan musculo financiero más fuerte para seguir trabajando.

Oficina se enfrenta a banda local en El Peñol por el control del negocio de drogas

Fuentes cercanas a Análisis Urbano plantean que allí converge la Alianza Criminal del Norte, que está compuesta por Los Chatas y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) —o Clan del Golfo—, además de la llamada línea Douglas o Hijos de la Oficina; ellas estarían disputando el control total de la zona urbana y rural con una banda criminal local.