Al departamento del Cauca llegarán 600 uniformados de una unidad especial antinarcóticos y 300 hombres de un batallón especializado.

Estos soldados serán enviados al departamento del Cauca con el fin de garantizar la seguridad de la zona, que los últimos días ha vivido una crisis humanitaria por los constantes combates entre el Ejército y grupos armados.

La decisión la anunció el ministro de defensa durante el consejo de seguridad que se realizó en Popayán, debido a la tensa situación que se mantiene en el departamento.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, informó que a la Tercera División del Ejército, que es la que tiene la jurisdicción del departamento del Cauca, llegarán 450 soldados, 600 uniformados de una unidad especial antinarcóticos y 300 hombres de un batallón especializado.

“Con estos refuerzos podremos atacar con más contundencia a las organizaciones criminales que hoy en día tienen presencia en esa región del país como el EPL, ELN y disidencias de las Farc. A más tardar en el mes de septiembre estarán esas listas esas tropas”, aseguró el ministro.

De igual manera, el jefe de cartera manifestó que se ha registrado la presencia en el departamento de ciudadanos mexicanos al margen de la ley, que permanecen en la zona comercializando droga, “Son un factor de perturbación. Están buscando unos corredores hacia el Pacífico y poder cargar la droga en diferentes modalidades y tratar de sacarla a Centroamérica”.