Se calienta Medellín

FECHA:

IMG-20160109-WA0005-1-169x300
Imagen del sitio donde fue asesinado un dragoneante del INPEC, en el corregimiento de San Cristóbal. Foto Análisis Urbano.

Redacción Análisis Urbano

En el artículo titulado Alcalde Gutiérrez, la seguridad va mal en Medellín, Análisis Urbano y la ONG Corpades planteaban que el nuevo burgomaestre de los medellinenses había iniciado con pie derecho sus labores en la ciudad. Varios hechos hacen pensar que sí, por ejemplo, asumir directamente los temas de seguridad, criminalidad y convivencia sin intermediarios. Aunque su secretario de Seguridad, Gustavo Villegas, responda a los medios por los hechos que se presentan, es claro que Federico Gutiérrez, dirige la estrategia.

También se le abona al nuevo alcalde de la ciudad, reconocer la existencia del Pacto del Fusil y los graves problemas de criminalidad y violencia que se viven; herencias del mal diseño en la estrategia de seguridad de administraciones anteriores que se basaron en supuestos triunfos contra el crimen y la cacareada reducción de homicidios, que a la hora de la verdad solo ha sido asunto de cosmética, ya que las desapariciones no tienen explicación institucional. A esto se suma que los golpes mediáticos, las capturas, los decomisos, las cámaras y más policías no han tenido resultados contundentes en la recuperación de orden de la ciudad y solo han servido para justificar el despilfarro de miles de millones de pesos.

armas 1
Imagen cortesía de la Meval.

A Federico Gutiérrez, en artículos anteriores de Análisis Urbano, se le han presentado una serie de problemáticas a las que debería prestar atención especial para que la estrategia de seguridad integral que anuncia funcione. Esperemos que sí escuche.

En la misma línea de análisis, investigación y denuncia trazadas por este medio informativo y Corpades, hoy se le informa al alcalde, al comando de la Meval y la Fiscalía que deben afinar la inteligencia y tener diseñadas acciones que permitan prevenir y controlar brotes de violencia ya que hay serios indicios de que Medellín podría estar calentándose en varios puntos de su geografía y no es solo por las altas temperaturas que por este tiempo soporta el territorio debido al fenómeno del Niño y el cambio climático.

Hay cuatro presuntas fracturas en el Pacto del Fusil que hacen aumentar la violencia y la criminalidad, algunas han sido acalladas y otras han efectuado tregua decembrina. Lo que sí es claro es que existen.

  • Comuna 16 (Belén): en esta hay una fractura desde marzo del año pasado, producto de la división dentro de las mulas, lo que ha generado un enfrentamiento militar continuo, no solo en la banda de las Mulas, sino también con la de alias Tuto, que ha puesto a Pablo Raya al frente del aniquilamiento del grupo de las mulas que sigue apoyando al Mico, quien se encuentra capturado.

Pese a las capturas realizadas por Policía y Fiscalía y a la discontinua militarización de la zona, La Capilla sigue siendo epicentro de la confrontación armada, a finales de diciembre se presentaron cruentos enfrentamientos con fusilería. Hoy sigue la guerra en ese punto de la ciudad.

Captura232
Imagen del sector La Capilla en el barrio Belén, comuna 16 de Medellín. Tomada de noticias.telemedellin.tv

  • La Loma, San Cristóbal: se encuentra en medio de la confrontación de Urabeños, conocidos en la vereda como Los Paracos, contra Los Pesebreros y otras bandas de la zona. A finales de 2015, poco faltó para que nuevamente se presentara un desplazamiento masivo como el ocurrido en 2014. A la fecha sigue presentándose una fuerte tensión entre los bandos en conflicto. Lo inverosímil es que no fue la acción de la fuerza pública la que evito los enfrentamientos en diciembre, lo que apaciguó el conflicto fue la tregua entre criminales que, según informaciones recibidas por este medio informativo, solo tendría vigencia hasta finales de enero de 2016.

IMG-20151124-WA00051
Imagen del sector San Pedro, en la Loma San Cristóbal, Medellín. Foto de Análisisurbano.com

  •  Comuna 5 (Castilla): se han registrado varios hechos violentos que han dejado muertos y heridos, entre los cuales se encuentra una menor de edad. Esta situación es latente desde principios de año, sin embargo, desde la firma del Pacto del Fusil, Castilla ha sido una de las zonas más inestables en seguridad y convivencia. Allí las fracturas son continuas pues el acuerdo entre criminales parece funcionar por poco tiempo allí.

No ha valido ni la entrada a la zona de Carlos Chata o Tom, jefe de la banda de Los Chatas, del municipio de Bello, Antioquia, quien ha recogido bajo su mando parte de las bandas de esta comuna.

Carlos Chata es en la actualidad el jefe del Pacto del Fusil. Se encuentra en proceso de negociación y entrega a los Estados Unidos y hay indicios de que estaría iniciando la sucesión de su cargo a un nuevo jefe en Medellín.

Uno de los hechos que ayudarían a la desestabilización  en la zona es que dentro de Los Mondongueros se seguiría presentando la división interna y esto tendría inestable buena parte del territorio lo que habría podido hacer reaccionar a la banda de Los Machacos, quienes han ordenado la subida de la vacuna al transporte y el comercio, entre otros.

En esta confrontación también se habrían inmiscuido La Matecaña, de la comuna 6 (Doce de Octubre), y Nuevo México, en el Hueco de la Candelaria, zona que se encuentra bajo el mando de alias el Diablo miembro de Los Pesebreros, quien además tiene el control de Altamira, Córdoba, La Iguaná, Los Colores y Estadio. Este criminal es considerado uno de los “matapolicías” de Medellín.

La otra situación que coge fuerza es la presión que ejerce La Oficina del Doce de Octubre, para quedarse con buena parte de la comuna 5 y uno de sus objetivos principales sería el Hueco de la Candelaria, donde los Pesebreros han tenido el control de la distribución de la gasolina ilegal, que produce importantes ingresos a esta organización criminal.

[scribd id=295894003 key=key-3ifyJDoIxEZjXtESe2xN mode=scroll]

  • Comuna 10 (Centro): según investigaciones realizadas por Análisis Urbano, se estaría presentando, desde finales de diciembre, una confrontación armada entre algunas Convivir que operan en El Chagualo, Prado, Villanueva y jefes de las plazas de vicio, dando pie a ataques sicariales y muertes selectivas.

La tarea principal del gobernante de turno es estar atento a las denuncias ciudadanas. Es importante que se apropie de ellas y exija mayores resultados a la Policía y la cooperación efectiva de la Fiscalía General de la Nación.

Del mandatario de los medellinenses depende que la ciudad avance por el camino de la paz urbana, sin dejarse engolosinar de la supuesta tranquilidad que es más producto de acuerdos entre criminales que de la acción efectiva de la autoridad.

Alcalde Federico Gutiérrez, para bajar la calentura es urgente la toma de decisiones de fondo, los paños de agua tibia calman pero no solucionan el problema.

Temas relacionados

Informe Derechos Humanos, Valle del Aburrá-2015-

Se habla de seguridad en el Valle del Aburrá… Se habla…

COMPARTIR NOTICIA:

Síguenos en redes

145,000FansMe gusta
3,100SeguidoresSeguir
24,000SeguidoresSeguir
21,388SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Muro de Facebook

Popular

Más Noticias

Continúan los asesinatos de líderes sociales en Colombia: Muere William Ramírez en Silvia, Cauca

Cauca, Colombia, 15 junio de 2024.- En un trágico...

Tres muertos en Miranda, Cauca: Nueva masacre estremece a Colombia

Bogotá, 15 junio de 2024.- Tres hombres que departían...

Asesinato de líder indígena Deyby Yair Bueno Villano en Caloto, Cauca

Cauca, Colombia, 15 junio de 2024.- En un trágico...

Masacre a balazos en Florida, Valle del Cauca: Tres hombres asesinados

Valle del Cauca, Colombia, 15 junio de 2024.- Tres...