2.000 ciudadanos se formaron como agentes constructores de paz

Se realizaron cursos cortos, diplomados y talleres con jóvenes en estado de vulneración, víctimas del conflicto, organizaciones con iniciativas de paz en los territorios, así como con niños, niñas y adolescentes.
Compartir:
  • Las estrategias configuran una red de aprendizajes basada en los derechos humanos, la No-Violencia y el conocimiento de herramientas para tramitar conflictos de forma pacífica.
  • Se realizaron cursos cortos, diplomados y talleres con jóvenes en estado de vulneración, víctimas del conflicto, organizaciones con iniciativas de paz en los territorios, así como con niños, niñas y adolescentes.

Medellín, 4 enero de 2023- Con estrategias transformadoras que permiten reparar las afectaciones de la guerra y desnaturalizar los hechos violentos, la Secretaría de la No-Violencia de Medellín cierra sus procesos formativos en 2022, con más de 2.180 personas y 12 líderes de iniciativas de paz que hicieron parte de procesos emprendidos desde las Escuelas de No-Violencia, Iniciativas de Paz, Parceros y el Equipo de Atención y Reparación a las Víctimas.

Imágenes Alcaldía de Medellín

“Para la Secretaría de la No-Violencia es vital diseñar e implementar procesos formativos que den cuenta del trabajo conjunto que se viene dinamizando con diferentes sectores y organizaciones de la ciudad. Por eso, desarrollamos acciones desde donde impactamos a diferentes públicos”, indicó la subsecretaria de Construcción de Paz Territorial, Carolina Saldarriaga.

Esta red fortalece y cualifica una labor colectiva con organizaciones de base, personas adultas, jóvenes, adolescentes, niños y niñas para aportar a la desnaturalización de las violencias, a la reivindicación de la vida digna y a la garantía del goce efectivo de los derechos humanos.

Brindarles a los ciudadanos mediaciones artísticas, psicológicas, lúdicas, talleres de habilidades para la vida, y herramientas teóricas y prácticas sobre la memoria y el lenguaje audiovisual promueve reflexiones en torno a la verdad, a la memoria, a las prácticas restaurativas y a la humanización de los conflictos, como aporte a la construcción de paz territorial desde la No-Violencia.

“Para nosotros, Iniciativas de Paz, ha sido muy importante participar en estos cursos, porque el aprendizaje ha sido significativo desde el tema de comunicaciones y redes, transformación de conflictos y creación de contenidos audiovisuales sobre memoria. Este proceso nos permitirá crear contenidos esenciales para nuestras organizaciones e historias para informar”, manifestó Raúl Mosquera, fundador de la Iniciativa de Paz “Fundación Raulito Ley, Sueños Urbanos”.

A través de Escuelas de No-Violencia Arte y Cultura para la Construcción de Paz se llegó a adultos, integrantes y/o facilitadores de las organizaciones sociales con el Diplomado “Metodologías artísticas para la No-Violencia y la construcción de paz territorial” que permitió profundizar en la discusión en torno a la paz en la ciudad y en la implementación de los acuerdos. Así mismo, mediante música, artes plásticas, baile, teatro, recreación, deporte y cocina saludable se benefició a más de 1.500 niños, niñas, jóvenes y adolescentes que se han convertido en gestores de paz para promover escenarios de participación, por medio de prácticas artísticas para sensibilizar, reflexionar y movilizar sobre la construcción de paz territorial en Medellín.

Desde Iniciativas de Paz participaron líderes de organizaciones, como mujeres, adultos mayores, víctimas del conflicto armado, jóvenes y población LGTBIQ+ que hacen resistencia al conflicto desde el territorio y fueron impactados con cursos cortos en memoria, comunicación y redes sociales, herramientas teóricas sobre paces, creación de piezas audiovisuales y transformación de conflictos, lo que les facilitó el manejo de sus emociones como caminos de cambio en los desacuerdos desde la empatía.

“He participado en diferentes talleres de la Secretaría de la No-Violencia que han fortalecido enormemente todo lo que se hace en las cárceles; las dinámicas de trabajo y la resignificación con los internos y las internas. De verdad, que  estoy muy contenta y agradecida con la Secretaría. Le pediría que: por favor, el próximo año nos hagan muchos más talleres que nos ayuden a ser mejores profesionales y líderes en la ciudad”, dijo Maritza Amín González, participante en el proyecto Iniciativas de Paz y líder en derechos humanos para la población en cárceles de Medellín.

Por su parte, la estrategia Parceros implementó un acompañamiento enfocado en formación en habilidades para la vida, justicia restaurativa, arte circense y emprendimientos culturales que posibilitaron avances en la capacidad de autorreconocimiento de las fortalezas de los jóvenes, reconocimiento de la historia del conflicto y motivación para encontrar nuevas oportunidades a través del manejo de sus emociones y conflictividades con la ayuda del arte.

Adicionalmente, desde el proyecto de víctimas se implementó una estrategia de prevención de violencias y pedagogías de paz en entornos educativos que contribuye a la gestión de las garantías de no repetición y que se propone impactar en la prevención del reclutamiento y en la utilización de niños, niñas y adolescentes, en territorios priorizados por la Secretaría de la No-Violencia.

Compartir:
Total
6
Shares