200 familias de San Antonio de Prado se beneficiarán con la segunda granja de la ciudad

Imagen de Alcaldía de Medellín
Compartir:
  • La primera queda en el corregimiento San Cristóbal. Allí se han procesado y almacenado más de 30 clases de alimentos desde el año pasado.
  • Con el funcionamiento de los dos espacios se atenderán 400 familias que tienen huertas caseras, productores locales, tenderos, instituciones educativas y colectivos comunitarios.

Medellín, junio 9 de 2021- En el corregimiento San Antonio de Prado se dio inicio a la implementación de una nueva granja que forma parte del centro zonal de seguridad alimentaria y que beneficiará a 200 familias vinculadas a la estrategia huertas para el autoconsumo, así como a productores locales, tenderos, instituciones educativas y colectivos comunitarios del territorio. En este momento se avanza en labores de limpieza, preparación del terreno y montaje de camas para la siembra.

Imagen de Alcaldía de Medellín

Allí se producirán semillas y plántulas, con predominio de nativas y criollas, se generarán abonos orgánicos y se elaborarán biopreparados para entregar a la comunidad beneficiaria del proyecto, de modo que pueda cultivar variedades de fríjol, especies de arveja, habichuela blanca y café, maíz criollo blanco, amarillo y morado, entre otros. Serán alrededor de 30 especies las que se procesarán en el lugar. 

Esta granja se suma a la del corregimiento San Cristóbal, que se puso en marcha en 2020 y ha beneficiado a otros 200 hogares y a 20 instituciones con la entrega de semillas y 2.000 plántulas de diversas especies vegetales, como zanahoria, pepino, cilantro, remolacha, acelga, rábano, lechuga, tomate, albahaca, mostaza, zucchini o calabacín, ají y pimentón, entre otras plantas aromáticas y medicinales.

“Estamos trabajando para contribuir a una Ecociudad que posibilite el acceso de todas las personas a los alimentos variados y saludables. Estas dos granjas son uno de los eslabones en la cadena de producción sostenible en la que todos salen ganando, desde la familia que decide tener una huerta casera hasta el campesino y el comerciante de barrio que pueden hacer transacciones de productos justas”, manifestó el subsecretario de Grupos Poblacionales, Juan Daniel Pulgarín. 

Además, a los beneficiarios de ambas granjas se les ofrece asistencia técnica, insumos para el proceso agrícola y espacios de socialización de experiencias. Todo esto a cargo de un equipo profesional que forma parte del proyecto Mejoramiento de Sistemas Agroalimentarios, enmarcado en la línea estratégica Ecociudad del Plan de Desarrollo Medellín Futuro

Con la implementación de estos espacios, que lidera la Secretaría de Inclusión Social Familia y Derechos Humanos, se busca rescatar los alimentos autóctonos de la región y multiplicarlos para tener una producción local más sostenible y proteger la cultura gastronómica de la región.

Las semillas producidas en las granjas de ambos corregimientos son más amigables con los suelos, necesitan menos nutrientes y resisten más a las plagas, lo que genera una mayor rentabilidad para los productores y producciones sustentables, pues se requieren menos costos de producción y un uso más bajo de agrotóxicos.

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Colombia: Las hectáreas sembradas de coca se redujeron un 7 % en 2020

Next Post

HRW: los abusos policiales en las protestas de Colombia “no son aislados”

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: