Luego de avalar el preacuerdo pactado entre la Fiscalía General de la Nación y la defensa de los procesados, el Juzgado 5 Penal del Circuito Especializado de Medellín condenó a 7 años de prisión a Miguel Ángel Jaramillo Madrid, alias José; Hernando de Jesús Soto Hernández, alias el Peladito; y Carlos Alberto Carvajal León, alias Cachi, por ser los cabecillas de la organización criminal las Violetas de la comuna 16 de la capital antioqueña.

Durante la investigación adelantada por un fiscal de la Dirección Especializada contra la Criminalidad Organizada se logró establecer que esta estructura delincuencial tiene su accionar delictivo en los sectores Las Violetas, La Isla, El Callejón de los Infiernos, Nueva Villa de Aburrá, El Hoyo, Villa Café, Los Alpes, La Pradera, El Morro o El Ventiadero y Las Mercedes del barrio Belén de Medellín, y se dedica al tráfico de estupefacientes, porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar, desplazamientos forzados, homicidios selectivos y extorsión, entre otros delitos.

La Fiscalía General de la Nación investiga si esta banda criminal es la responsable del cobro de extorsiones a las rutas de buses de la zona, que pagan alrededor de 80.000 pesos quincenales, además de los 500.000 pesos que deben cancelar cada semestre. También estarían cobrando la denominada vacuna a los comerciantes del sector, a quienes les exigen entre 300.000 y 500.000 pesos mensuales.

Alias José, el Peladito y Cachi, capturados en octubre de 2018, aceptaron su responsabilidad por el delito de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecillas.