En horas de la madrugada de este martes 26 de febrero fue asesinado el joven Javier López, mientras esperaba el transporte que lo llevaría hacia su lugar de trabajo.

Según informaron fuentes cercanas a la víctima, el hecho ocurrió en la avenida 45 con diagonal 57, del barrio Niquía, municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, en un sector conocido como la cuadra de las volquetas.

Mal herido, el joven fue trasladado a la Clínica del Norte, pero debido a la gravedad de las heridas, producidas con arma cortopunzante, murió a los pocos minutos.

Al parecer, según información preliminar, Javier López se dirigía a su trabajo en el Metro de Medellín. Fue descrito por sus allegados como un gran ser humano, buen trabajador y quien no tenía conflictos con nadie ni estaba involucrado en temas de combos.

El hecho es materia de investigación por parte de las autoridades.