A la cárcel alias Pedro, líder del frente tercero de las Farc, por cuatro asesinatos

Foto Fiscalía General de la Nación

La Seccional Caquetá de la Fiscalía logró la judicialización de Ernesto Calderón Ordóñez, alias Pedro, quien sería el máximo cabecilla del autodenominado Frente Tercero de las disidencias de las Farc.

Alias Pedro es investigado desde enero de este año por el presunto accionar delictivo que venía desarrollando en la zona rural de Belén de los Andaquíes y San José del Fragua (Caquetá).

La Fiscalía, a través de su policía judicial del CTI, asoció 8 casos en los que habría participado Calderón Ordóñez, entre ellos, el doble homicidio de los indígenas guambianos de la comunidad Misak Felipe Angucho Yunda, de 51 años; y Pedro Yunda, de 56 años, pertenecientes al cabildo El Águila de Belén, ocurrido en febrero de este año en el caserío Pueblo Nuevo.

Se presume también que actuó como determinador del homicidio de Arvey Rodríguez Paredes y Sebastián Devia Artunduaga, comerciantes de la región, perpetrado en mayo pasado en la vereda Los Ángeles de la misma localidad.

Un fiscal especializado a cargo del proceso le endilgó cargos este 29 de agosto por los delitos de: homicidio agravado en persona protegida; fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego; extorsión agravada; uso de menores para la comisión de delitos; desplazamiento forzado; amenazas y concierto para delinquir.

La captura del supuesto cabecilla del grupo residual fue materializada en la noche del 27 de agosto último, en un trabajo articulado entre el CTI y miembros del Ejército Nacional, en la vereda Lusitania del municipio caqueteño de Valparaíso, en cumplimiento de la orden judicial expedida por un juzgado con funciones de control de garantías de Solita.

Intimidación política y amenazas

A los integrantes de este frente se les atribuye la ocupación ilegal y apropiación del puesto del presidente de junta de acción comunal de una vereda, quien fue relevado de su cargo y obligado a hacer trabajos forzados, mientras que su puesto fue ocupado por otra persona, sin votación y sin consenso de la comunidad.

También se les responsabiliza de las amenazas de las que habría sido víctima un habitante de la localidad y su familia, así como de la supuesta instrumentalización de una menor de edad para delinquir al servicio de la estructura, entre otras actividades delictivas.

Con esta, son ocho las personas capturadas que pertenecerían a la red, por lo que estaría desarticulada en su totalidad. De esta organización criminal, al parecer, hacía parte un exconcejal del municipio de Belén, quien ejercía funciones para el momento de los hechos y fue judicializado recientemente.

Total
2
Shares
Previous Post

En septiembre tendremos pilotos de vuelos internacionales: Presidente Duque

Next Post

Caso Álvaro Uribe: proceso pasa de la Corte Suprema a la Fiscalía

Related Posts