Una operación para contrarrestar el tráfico ilegal de personas por el Urabá antioqueño dejó como saldo nueve personas capturadas, de las cuales cuatro fueron arrestadas en Bogotá, tres en Turbo y dos en Ipiales, Nariño.

Algunas de estas personas eran quienes lideraban esta red de tráfico de migrantes. Un total de 520 registros de personas y solicitudes de antecedentes, más de 20 hoteles y sitios de hospedaje registrados, permitieron la localización de cerca de 200 migrantes de diferentes países tales como: Bangladesh, Pakistán, Cuba y Camerún.

El operativo también se extendió hasta el municipio de Acandí, Chocó, donde se logró la captura en flagrancia de una persona quien transportaba a 23 migrantes en una embarcación.

Los extranjeros quedaron a disposición de las autoridades migratorias para realizar los diferentes procesos de deportación, así como también los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales correspondientes, donde tendrán que responder por los delitos de tráfico de migrantes.

La operación contó con el apoyo de 100 hombres de vigilancia e inteligencia del Departamento de Policía Urabá.