El integrante y fundador de la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia, Policarpo Guzmán Mage, de 53 años, fue asesinado a tiros este jueves 11 de abril en horas de la madrugada en el corregimiento El Plateado, municipio de Argelia, Cauca.

Lugareños buscaron el origen de los disparos minutos después y encontraron el cuerpo del campesino, defensor de DD.HH., víctima del conflicto y destacado líder de la comunidad.

Policarpo se ganaba la vida como mototaxista en El Plateado. Ese día apenas salía de su casa cuando fue abordado por sicarios que le dispararon sin mediar palabra en más de diez oportunidades. Los peritos hallaron vainillas de pistola en la escena, además de todas las pertenencias del líder.

Semanas atrás, Guzmán denunció la presencia de grupos armados ilegales de origen paramilitar en la zona. Por lo que recibió amenazas de muerte y pidió al Estado que lo protegiera.

Sin embargo, esa protección nunca llegó. Policarpo también salió desplazado de otras regiones, en las que también lo amenazaron por denunciar injusticias y tratar de cambiar las pésimas condiciones en las que se encontraban las comunidades.

Llegó al Meta huyendo de los Rastrojos. Allí trabajó en defensa de los derechos humanos y luego regresó al Naya, en el Cauca, y posteriormente a Argelia, donde encontró la muerte.