Abogada y líder social Dignoris Pérez fue baleada cuando iba a declarar en proceso contra líder de víctimas

413
Compartir Noticia

La abogada Dignoris Pérez Niño, de 40 años, fue baleada este viernes 9 de noviembre en la calle 52 con carrera 31, barrio Lucero, de la ciudad de Barranquilla, Atlántico.

Según informe preliminar, Pérez Niño se dirigía al Juzgado Séptimo Penal del Circuito, en el Centro de Servicios, para declarar en un proceso que se adelanta contra la líder de víctimas Marta Elena Díaz Ospino, quien es investigada por fraude procesal y fraude de subvenciones, delitos que le imputó la Fiscalía General de la Nación por hechos ocurridos en abril de 2017 cuando, al parecer, Díaz Ospino habría montado un falso atentado en su contra para no perder privilegios como persona supuestamente amenazada.

Dignoris Pérez, madre de tres hijos y quien trabaja en la Defensoría del Pueblo, salió de su vivienda y se encaminó hacia su auto cuando un sujeto se le acercó y sin mediar palabra le disparó en dos oportunidades. Uno de los proyectiles la impactó en el rostro, ingresando por el lado izquierdo y saliendo por el oído del mismo lado. La mujer fue socorrida por sus vecinos y trasladada a un centro médico en el que se encuentra fuera de peligro, aunque sin movilidad en la mandíbula, según reportó el cuerpo de galenos del hospital.

El sicario escapó a bordo de una motocicleta con un compinche que lo esperaba cerca del lugar.

El coronel Yesid Peña, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, señaló que están tras la pista de los bandidos que cometieron el atentado sicarial.
Frente al atentado, las autoridades tienen dos hipótesis. La primera está relacionada con el caso de Marta Díaz y en el que está involucrado el exesposo de Dignoris, el expolicía Alis Eduardo Acosta Cantero, quien habría participado en la supuesta farsa del atentado y quien fue demandado por violencia intrafamiliar por la propia Dignoris.

El otro planteamiento apunta a la labor que desempeña Pérez Niño como líder social y defensora de Derechos Humanos. En el año 2016, el nombre de Dignoris y el de otros once líderes sociales, sindicalistas y defensores de Derecho Humanos aparecieron en un panfleto atribuido a los Rastrojos y en el que los amenazaban de muerte y les daban 72 horas para que abandonaran la ciudad.

Dignoris Pérez Niño ha defendido durante muchos años los intereses de las víctimas del conflicto armado, ha denunciado los casos de violación de Derechos Humanos y se ha empeñado en investigar la violencia en el Atlántico, departamento en el que en 2018 han amenazado a 3.906 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here