Abogado murió en medio de un procedimiento de la policía con ‘taser’

Foto de El Tiempo
Compartir:

Impactados están los vecinos del barrio Santa Cecilia, en la localidad de Engativá, después de haber presenciado en la madrugada de este miércoles un procedimiento policial en el cual un hombre fue inmovilizado por dos uniformados que, en repetidas ocasiones, le aplicaron varias descargas eléctricas con un taser (pistola eléctrica).

Pese a que el hombre, un abogado de 46 años y padre de dos hijos, identificado como Javier Ordóñez, les pedía detenerse y algunos vecinos trataban de intervenir, los dos agentes continuaron.

Al parecer, el ciudadano había sido requerido por estar bebiendo licor en la vía pública, en las afueras de un conjunto residencial. La policía le indicó a Citytv que, por ese hecho, ocho personas fueron trasladadas al CAI.

“Los estamos grabando, por favor, no le haga más”, dice uno de los testigos.

En la evidencia, incluso, se ve cómo otros de los vecinos en la escena es apartado por la policía.

El hombre inmovilizado presentó problemas de salud y tuvo que ser trasladado a la Clínica Santa María del Lago, donde falleció.

Citytv habló con testigos de los hechos que dieron su versión. “Estábamos tomándonos unos tragos afuera. Llegaron los policías, y uno de ellos le dijo a mi amigo: ‘esta vez no se me salva’. Mi amigo le dijo: ‘póngame un comparendo, igual lo pago’. Él le respondió: ‘no, no doy comparendos’ y lo agarró a darle choques eléctricos”, cuenta uno de los amigos de la víctima. Según el relato, la policía le quitó y le rompió el celular a una de las personas que estaba grabando. Se dice también que en el CAI hubo golpes.

El coronel Alexander Amaya también dio su versión de lo ocurrido. “Se llama al cuadrante, que se desplaza en un lugar aquí de la localidad de Engativá por una presunta riña que se está llevando a cabo. Al llegar, hay alrededor de ocho personas que están discutiendo, todo parece indicar que con bebidas embriagantes. Se les pide el favor, se trata de disuadir, pero se vuelven agresivas contra la policía. La policía debe someterlas y unas personas son conducidas al CAI. Una presenta molestias en su salud física y de inmediato es trasladada al centro médico más cercano. Lastimosamente llega sin signos vitales. La policía informa al cuerpo de investigación criminal, quien va a realizar los actos respectivos de levantamiento y la investigación sobre este caso. La policía también advierte a su unidad de asuntos disciplinarios para esclarecer lo que tenga que ver con el lamentable fallecimiento de este ciudadano”.

Este miércoles, nuevamente, se pronunciaron las autoridades. Se sabe que el caso queda en manos de la Fiscalía.

“La policía ha tomado las siguientes determinaciones. Primero, suspender de la actividad operativa y de vigilancia y de pasar a labores administrativas a los policías que se encuentran inmersos en estos hechos. Segundo, toda la colaboración a la Fiscalía, que asume la investigación. Tercero, el acompañamiento a la familia en una interlocución con un equipo interdisciplinario. Cuarto, la policía garantizará la transparencia ante los hechos y dejará que la Fiscalía adelante las investigaciones”, aseguró el coronel Necton Lincon Borja, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Bogotá.

¿Qué dice la familia?

Periodistas de Citytv hablaron con la tía de Javier Ordóñez. “Javier era abogado y había estudiado también aeronáutica. Pero tenía un taxi y vivía de su taxi. Tenía dos hijos que vivían con él, la mamá vive en Barcelona. Estaba en el apartamento bebiendo con dos amigos más, salieron todos, me imagino que a comprar cerveza”, cuenta la mujer, quien agrega que se enteraron de los hechos porque viven en el mismo conjunto.

“Salimos corriendo en pijama y todo, mis sobrinos y yo. Le estaban dando ‘pata y puño’ y una cosa que daba corrientazos eléctricos. Nosotros le decíamos (al policía) que parara. Él mismo gritaba ‘paren, paren’. Nos dijeron que se lo llevaban para la URI de La Granja, pero mentira. Los del CTI nos dijeron que se lo llevaron para el CAI de Villa Luz y allí lo terminaron de matar, me imagino”, cuenta la tía de la víctima.

Parte de la familia de Javier vive en el exterior.

Reacciones

La alcaldesa Claudia López ya se pronunció sobre los hechos. “Desde @Bogota ofreceremos a la familia de Javier asistencia judicial para que haya una condena ejemplar, no solo a los responsables directos, sino para que haya una reforma estructural que prevenga y sancione el abuso policial. Esto no es de manzanas podridas. La vida es sagrada!”, trinó en su cuenta de Twitter.

Más adelante agregó: “Desde @Bogota hemos rechazado y denunciado el abuso policial, pero al interior de la Policía no se toman medias serias. Insistiremos a
@PGN_COL @DefensoriaCol que actuemos conjuntamente para frenarlo. A la familia de Javier, nuestra condolencia y todo el apoyo que requieran”.

También se pronunció Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno: “Qué tragedia más dolorosa. Este procedimiento evidencia un claro uso excesivo de la fuerza y es una clara violación de derechos humanos. La alcaldesa @ClaudiaLopez presidirá hoy la Mesa de Policía y DD. HH. junto a @PGN_COL para recibir la denuncia de familiares de la víctima”.

Además, Hugo Acero, secretario de Seguridad, habló con Citytv de lo ocurrido. “Lo que se puede decir es que este tipo de investigaciones al interior de la institución se han venido mejorando, pero también ha habido mucha exposición a que otras instituciones investiguen cuando el tema ya pasa a un ámbito penal, en este caso la Fiscalía. Hay disposición de que estas investigaciones avancen”, aseguró Acero.

Frente a las pistolas tipo taser, el Secretario aseguró que “es un elemento que tiene unos protocolos específicos de uso. Está establecido dentro de la institución que ninguna persona puede utilizarlos si no tiene entrenamiento. Como cualquier elemento, pueden ser usados de manera adecuada o inadecuada”.

Andrés Nieto, experto en seguridad, analizó los hechos: “Aquí tenemos un problema que no es de hoy. Hay una resolución, la 2903 del 2017, que habla de unos principios para el uso de la fuerza. Es decir, no se puede aplicar porque sí, sino es muy puntual de que necesita cumplir con un check list: el principio de necesidad, que dice que es obligatorio por situación de riesgo de la vida del policía o de otros ciudadanos usarlo; el de proporcionalidad; y el de cuidado de la vida”, indica Nieto.

Nieto, además, llamó la atención que los enfrentamientos entre policía y ciudadanos son algo que ha ocurrido en diferentes ocasiones. “Eso se está saliendo de control porque si vemos dónde se están dando este tipo de situaciones… vemos que no son el marco de crímenes ni de delincuencia organizada. Nos debe preocupar porque estamos perdiendo vidas en medio de operativos que podrían trabajarse de otra forma. Incluyendo ese paso a paso: que haya diálogo, mediación, conciliación y en el último de los puntos, la fuerza”.

De otro lado, frente al arma eléctrica, indicó que los uniformados deben recibir no solo una capacitación para su uso, sino la indicación de que este debe ser el último recurso. “Este último recurso se da por unas situaciones: porque está en riesgo la vida de la misma persona, porque está en riesgo la vida de otro ciudadano o del uniformado”.

Nieto indica que este tipo de situaciones, además, son potenciadas por factores como estrés y tensión que se potencian aún más en medio de una situación como la pandemia, que ha puesto nuevas presiones sobre ciudadanos y autoridades. Todo, agravado con vacíos en la capacitación de los uniformados por los rápidos procesos de incorporación a la Policía Metropolitana de Bogotá.

Tomado de El Tiempo

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Hijo de alias ‘Jorge 40’ renunció a cargo en el Ministerio del Interior

Next Post

En video | La noche de furia en Bogotá que la policía reprimió a balazos

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: