Adolfo Pérez Esquivel: Javier Milei «está destruyendo el país»

254
Fotografía de archivo que muestra al premio Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel. EFE/ Henry Milleo

Buenos Aires, 23 de abril de 2024.- El referente de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel, que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1980, consideró este martes en una entrevista con EFE que el presidente de Argentina, Javier Milei, «está destruyendo el país» y «provocando una situación de desequilibrio e injusticia social profunda».

Pérez Esquivel, otros activistas de los derechos humanos y varios expertos juristas presentaron el lunes ante la Cámara de Diputados del país suramericano un pedido de juicio político contra el presidente ultraliberal «por mal desempeño en sus funcione y por graves contradicciones».

Fotografía de archivo que muestra al premio Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel. EFE/ Henry Milleo

«Esta política de querer bajar el déficit fiscal consiste simplemente en no pagar. Por eso hay problemas con la enseñanza (…), con el abandono de enfermos oncológicos o de personas discapacitadas», detalló a EFE Pérez Esquivel, que a sus 92 años sigue opinando activamente.

En particular, el artista y profesor universitario se refirió a la situación crítica de la educación en Argentina y confirmó su presencia en las movilizaciones de este martes en defensa de la enseñanza pública superior.

«A fines de mayo las universidades ya no tendrán presupuestos», alertó el nobel.

Pérez Esquivel aclaró que los motivos aducidos en el documento petitorio de juicio político -cuyo avance parlamentario no es seguro y necesitaría una gran mayoría en las cámaras- no están cerrados y adelantó que la compra de varios aviones de combate F-16 a Dinamarca por parte del Ejecutivo será introducida en el documento en los próximos días.

«Milei dice que ‘no hay plata (dinero)’, pero compra 24 aviones de guerra a Dinamarca y los va a poner en condiciones con armamento de Estados Unidos; para eso sí hay plata», criticó.

Asimismo, el impulsor del pedido de juicio consideró que «el otro problema grave» del mandatario es que «desconoce al Congreso» y no cuenta con el resto de autoridades políticas del país para afrontar decisiones de peso para Argentina.

«El presidente es el jefe del Estado, pero no cree en el Estado. Dice que el país tiene que ser un Estado libre, pero el libre mercado no existe, está controlado tanto externa como internamente (…) y por eso estamos pidiendo el juicio político al presidente Milei», concluyó Pérez Esquivel.

Preguntado por la noción de «genocidio económico», incluida en la petición, el activista denunció el aumento del hambre en Argentina.

«(El Gobierno) Ha cortado recursos a los comedores sociales, ha despedido a más de 50.000 trabajadores de las obras públicas, ha paralizado obras y ha dicho que va a despedir a otros 70.000 trabajadores más (…) Esto genera hambre, una clase media empobrecida y pobres más pobres. Eso es el genocidio económico», explicó.

Pérez Esquivel insistió en que la pobreza también provoca un aumento del número de delitos en el país, lo que incrementa «mucha violencia social».

«Hay mucha gente que no puede pagar el alquiler y vive en la calle (…) El presidente no cree en la justicia social, todo lo deriva al problema de que se va a implantar el equilibrio a través de las empresas privadas y esto es imposible (…) La población está en situación crítica», argumentó.

Pérez Esquivel, que ocupó un rol central en la promoción de las políticas de memoria tras la última dictadura militar de Argentina (1976-1983), alertó a EFE sobre el «proceso de demolición» iniciado por el Gobierno de Milei en «las instituciones oficiales de derechos humanos”.

«Son negacionistas y reivindican la dictadura militar (…) Quieren hacer de esto un número», consideró el activista, sobreviviente a uno de los denominados ‘vuelos de la muerte’ durante la dictadura argentina.

«Si son 30.000 (los desaparecidos en este período) o son 5 o son 10 no es el problema (…) Lo que hace Milei es tratar de borrar, y ahora está avanzando en las escuelas, porque dice que ahí hay adoctrinamiento político y quiere poner condiciones para la educación», dijo.

Pérez Esquivel recalcó la importancia de que se ofrezca una educación «crítica y valorativa» ante el negacionismo «que quiere borrar todo y que quiere liberar a los genocidas que cometieron crímenes de lesa humanidad».

Juan Verano

EFE