Afganistán espera que las negociaciones de paz salgan reforzadas de Moscú

Compartir:

Kabul, 17 mar – La conferencia multinacional que arranca el jueves en Moscú con la participación del Gobierno de Afganistán y los talibanes ha despertado la esperanza entre los afganos de que se desbloqueen las negociaciones de paz intraafganas.

Con motivo de esta reunión, ambas partes del conflicto han formado delegaciones de alto nivel que partieron este miércoles hacia la capital rusa, en un encuentro en el que participará Rusia y al que están invitados China y Pakistán.

El enviado especial de Estados Unidos para la reconciliación afgana, Zalmay Khalilzad, también participará en la conferencia tras completar ayer una visita de dos días a Kabul.

EXPECTATIVAS DEL GOBIERNO AFGANO

“Acompañado de líderes políticos, miembros del equipo negociador y el liderazgo del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional (HCNR), nos dirigimos a la Federación Rusa para tomar parte en la Conferencia de Moscú”, dijo hoy en un comunicado el presidente del organismo afgano encargado del proceso de paz, Abdullah Abdullah.

Esta delegación de alto nivel del Gobierno afgano está compuesta además por el presidente de la Cámara Baja del Parlamento, Mir Rahman Rahmani; el expresidente de Afganistán Hamid Karzai; el líder del Partido islamista Hezb-e-Islamic (HIA), Gulbuddin Hekmatyar; el líder uzbeko y antiguo vicepresidente Abdul Rashid Dostum; y el líder de la minoría Hazara, Karim Khalili.

En total, el grupo está compuesto de doce miembros, explicó a Efe un funcionario del HCNR que pidió el anonimato.

Abdullah afirmó que la conferencia se centrará en “reforzar las negociaciones intraafganas en Doha, reducir la violencia y acabar con el conflicto en Afganistán”, con la participación “clave” de la comunidad internacional y especialmente de países vecinos.

La conferencia de Moscú, y una segunda organizada por Turquía y prevista para abril, forman parte de los esfuerzos internacionales por desbloquear las negociaciones intraafganas en marcha en Catar, que comenzaron el pasado septiembre, aunque hasta ahora han dejado escasos avances.

“El equipo negociador y el pueblo afgano esperan que los esfuerzos internacionales (…) refuercen el proceso de paz en Doha, para que pueda saldarse con una paz duradera en Afganistán”, dijo a Efe la portavoz del Ministerio de Paz afgano, Najia Anwari, que forma parte del equipo negociador afgano en Catar.

Anwari afirmó que las negociaciones entre ambas partes del conflicto siguen en marcha, a pesar de haberse visto prácticamente paralizadas en los últimos tres meses.

CONFERENCIA VITAL PARA GENERAR CONFIANZA

El principal portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, confirmó a Efe que una delegación de diez miembros liderada por el subjefe de Asuntos Políticos y jefe de la Oficina Política de los talibanes, el mulá Baradar Akhund, “está en marcha hacia Moscú”.

La conferencia de mañana proporcionará “una oportunidad para todas las partes de expresar sus pensamientos y opiniones”, juzgó Mujahid, antes de advertir que se trata de un evento en el que no se tomarán decisiones respecto al proceso de paz afgano.

“En general, estas reuniones y visitas son vitales para generar confianza, y pueden ayudar a ambas partes a entender los puntos de vista de cada uno”, explicó el portavoz talibán.

“Consideramos que es un encuentro útil”, zanjó.

Se trata de un punto de vista compartido por los expertos consultados por Efe.

El analista político Safiullah Mullakhil afirmó que Moscú “es un buen paso para acercar a ambas partes y reducir sus diferencias antes de alcanzar un acuerdo político”, además de abonar el terreno antes de la conferencia de Turquía sugerida por el consejero de política exterior de Estados Unidos, Anthony Blinken.

Afganistán vive una intensificación de la violencia y una ola de ataques selectivos contra civiles afganos en áreas urbanas, que se producen a pesar de las negociaciones de paz en marcha y sobre todo desde la firma del histórico acuerdo en Doha en febrero del año pasado entre Estados Unidos y los talibanes.

En ese acuerdo se pactó la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán en 14 meses, algo que no ha descartado la nueva administración de EE.UU., mientras que los talibanes se comprometieron a que el suelo afgano no acoja a terroristas extranjeros ni sirva de base para cometer atentados contra otros países.

Compartir:
Total
6
Shares
Previous Post

El Gobierno dice que Brasil está en un punto de inflexión tras récord de muertes

Next Post

Muere el presidente de Tanzania, John Magufuli, a los 61 años

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: