La Asociación Campesina del Sur de Córdoba, Ascsucor, aseguró que las recientes muertes ocurridas en el municipio de Tierralta están siendo cometidas por sicarios contratados por particulares y no por las bandas criminales como se ha tratado de hacer ver a través de la divulgación de un panfleto.

Así lo aseguró Arnobis Zapata, representante legal de Ascsucor, quien sostuvo que hasta el momento en esa localidad han asesinado a cuatro personas relacionadas al tema de invasiones, entre ellas, María del Pilar Hurtado Montaño, la mujer afro de 34 años, asesinada delante de dos de sus cuatro hijos cuando caminaba por la calle 2 del sector La Esperanza, en el barrio 9 de Agosto.

La mujer fue asesinada en las horas de la mañana de este viernes 21 de junio a dos cuadras de la casa donde residía, en el deprimido sector de invasión del municipio de Tierralta, en la subregión del Alto Sinú en el sur del departamento de Córdoba.

“Un panfleto supuestamente firmado por el ‘Clan del Golfo’ con el que se está asesinando, eso es un cuento que se lo pueden echar a otro, pero nosotros sabemos muy bien que hay cosas detrás. Son sicarios contratados por particulares que están interesados en que desocupen ese lote invadido. Se quisieron esconder a través de un panfleto de los gaitanistas”, aseguró Zapata.

El líder campesino explicó que “creemos que eso va mucho más allá del ‘Clan del Golfo’. La gente de esa banda no va a estar interesada en un lote. Un grupo como ese tiene intereses más complejos, como por ejemplo ahora mismo sería controlar la ruta del narcotráfico que le están intentando quitar ‘los Caparrapos’, eso es mucho más importante que un lote invadido”.

Uno de los lotes en disputa es de propiedad del alcalde de Tierralta, Fabio Otero. El terreno está ubicado a un costado del barrio 9 de Agosto, en la vía que del casco urbano conduce a la hidroeléctrica Urrá, precisamente frente a la casa de María del Pilar Hurtado Montaño.

“Ella era una de las personas que tenía un lote marcado (…). Eso viene desde el año pasado y el Alcalde tuvo una reunión con ellos donde les decía claramente que les iba a escriturar los terrenos este año, pero eso no pasó y ahorita están asesinando a la gente”, puntualizó Zapata.

Defensor de derechos humanos exiliado

De otra parte, los líderes campesinos rechazaron las amenazas en contra del defensor de derechos humanos Andrés Chica Durango, quien tuvo que ser sacado del Departamento luego de recibir amenazas de muerte vía mensaje de texto.

Horas antes de las amenazas el líder defensor de derechos humanos y miembro de la Fundación Cordoberxia había denunciado el asesinato de María del Pilar Hurtado, en Tierralta.

Las amenazas fueron recibidas en las horas de la noche de este sábado 22 de junio, luego de que Chica Durango, miembro de la Fundación Cordoberxia, denunciara el asesinato de María del Pilar Hurtado Montaño, la mujer afro de 34 años, asesinada delante de sus dos hijos.

Este es el tercer líder que en menos de un mes recibe amenazas de muerte en esta localidad ubicada en la subregión del Alto Sinú. En días anteriores las autoridades se vieron obligadas a sacar del territorio al también líder de derechos humanos Albeiro Begambre, amenazado a través de panfletos y días después, la líder Paola Jaraba, denunció haber sido abordada por un sujeto desconocido que le ordenó abandonar la zona inmediatamente.

Tanto Andrés Chica como Albeiro Begambre son reconocidos por sus denuncias sobre los hechos de violencia en torno al conflicto armado que se vive en el sur del departamento de Córdoba.

Tomado de El Heraldo