Alcalde Federico Gutiérrez respondió ante la Corte Constitucional por desplazamiento forzado en Medellín

Compartir:
Cifras de la UARIV para Antioquia señalan que más de 1.500.000 personas son víctimas del conflicto armado en el departamento y casi 1.200.000 son víctimas de desplazamiento, lo que llama la atención al Gobierno Nacional para el fortalecimiento de medidas de seguridad que protejan a la población civil frente a la vulneración de los derechos humanos.
Compartir:
Compartir:

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, atendió el llamado de la Corte Constitucional que lo citó para el jueves 29 de noviembre en su recinto en Bogotá, para que junto a otros líderes y víctimas, expusiera la situación de desplazamiento forzado intraurbano en diferentes regiones del país.

En 15 minutos de presentación, el mandatario de los medellinenses expuso la compleja situación que no solo afecta a la capital antioqueña, sino al departamento y el país. No ocultó la realidad, pero sí destacó el trabajo en materia de atención a víctimas que hace Medellin para restituir los derechos a la población que se ha visto afectada por el flagelo a manos de grupos delincuenciales.

El alcalde Gutiérrez Zuluaga contextualizó la situación para el caso de la ciudad que lidera y que se ha visto gravemente afectada por el accionar de Grupos Delincuenciales Organizados, GDO. De acuerdo con las cifras entregadas a los magistrados, de las 23 organizaciones de este tipo que se tienen identificadas en el país, el 43 % se encuentra en Medellín y su área metropolitana.

“Durante 2017 se presentaron cinco desplazamientos forzados masivos, inclusive referenciados por la Alcaldía de Medellín, en diferentes sectores donde se concentran las zonas de mayor conflicto, ordenado inclusive por los cabecillas que hoy están en la cárcel y que han seguido delinquiendo desde allí. Hay una relación directa de los homicidios en cada una de las etapas en la ciudad de Medellín con el desplazamiento forzado intraurbano”, expuso.

En lo corrido del 2018, 3.310 personas fueron expulsadas de sus territorios y están siendo atendidas en un 100 % por el equipo de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y derechos Humanos. La zona más afectada es la comuna 13, San Javier, en el que la disputa de estructuras criminales como “la Agonía”, “el Coco”, “la Torre” y “Betania” ha generado una estela de zozobra y miedo.

Entre el 2016 y el 2017 hubo un 8 % de aumento por el enfrentamiento de las diferentes GDO en la comuna 7, Robledo; corregimiento de Altavista y la comuna 16, Belén. En estos dos años se pasó de 3.074 desplazados en 2016 a 3.472 en 2017. Cifras de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, UARIV, revelan que los años con el pico más alto de desplazamiento intraurbano forzado en Medellín fueron 2011 y 2013, cuando la cifra sobrepasó las 17.000 víctimas.

“Nosotros no esperamos ni siquiera a que se declare la víctima de parte de la Unidad Nacional de Víctimas, sino que le damos un carácter de integralidad y de atención en todos los aspectos: salud, educación, vivienda y todo el restablecimiento de derechos, entendiendo que la situación es difícil y compleja”, destacó el Alcalde de Medellín.

Otro de los factores que demanda la atención para los desplazados en la capital de Antioquia es la situación en las subregiones del departamento y en otras zonas del país. El Alcalde explicó que muchas personas han encontrado en Medellín la ciudad albergue, lo que también termina siendo un factor incontrolable para el gobierno local.

La cifras de la Administración Municipal dan cuenta que 6.919 personas llegaron a la ciudad provenientes de otra zonas del país en el último año. Esta población proviene de 26 departamentos, especialmente Antioquia, Chocó y Córdoba, además de casi 313 municipios de Colombia.

“Se ha agravado la situación de desplazamiento en Antioquia, desde el 1º de enero de 2018 a hoy hemos recibido y atendido el 100 % de la población desplazada, sumando 4.859 personas provenientes del Bajo Cauca con un incremento muy superior al que se tenía de años anteriores por el fenómeno del conflicto. A la fecha, 1.099 personas también llegaron del nordeste antioqueño, principalmente de Briceño, Ituango y Valdivia”, recalcó el Alcalde.

Cifras de la UARIV para Antioquia señalan que más de 1.500.000 personas son víctimas del conflicto armado en el departamento y casi 1.200.000 son víctimas de desplazamiento, lo que llama la atención al Gobierno Nacional para el fortalecimiento de medidas de seguridad que protejan a la población civil frente a la vulneración de los derechos humanos.

Medellín es la segunda ciudad del país con el mayor número de desplazados, después de Bogotá. Por eso, en su intervención Gutiérrez Zuluaga propuso que ante la magnitud del fenómeno, en los próximos días se entregue a la Corte Constitucional un informe sobre la situación de la vulneración de derechos y las atenciones que realiza cada una de las ciudades que hacen parte de Asocapitales para hacer seguimiento a lo dispuesto por el alto tribunal constitucional.

El mandatario de Medellín reiteró que la ciudad está comprometida con aportar al proceso de reparación integral a las víctimas del conflicto armado, al desarrollo e implementación de acciones dirigidas a la superación de las condiciones de vulnerabilidad y a la intervención en los territorios para prevenir la vulneración de los Derechos Humanos.

Datos sobre la atención de desplazados en Medellín
Según la Alcaldía de Medellín, la ciudad ha atendido a la totalidad de las personas que han acudido a los cuatro centros de atención a víctimas con los que hoy cuenta la Alcaldía.
Entre 2012 y 2015 se reportaron 43.928 casos de desplazamiento intraurbano en la ciudad. Esa cifra se ha reducido a 9.856 entre 2016 y lo corrido de este año, lo que equivale a una disminución del 77.3 %. Aproximadamente el 90 % de las personas víctimas atendidas son sujetos de desplazamiento forzado.

Desde 2016 y hasta este año, asegura la Administración Municipal, a través del Equipo de Víctimas, se ha atendido a 13.675 hogares con ayuda humanitaria inmediata.
De este total, 2.769 personas han recibido acompañamiento psicosocial; 921 hogares se benefician con alojamiento temporal; 2.537 hogares reciben apoyo para la generación de ingresos y 582 personas cuentan con oportunidad de empleo.
De acuerdo con datos, hasta octubre de este año llegaron a la ciudad, procedentes de municipios como Cáceres, Caucasia, Tarazá e Ituango, en otros lugares, 12.158 personas quienes recibieron acompañamiento humanitario por parte de la Administración Municipal.

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Procuraduría suspendió por 3 meses al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, por golpear a concejal

Next Post

Secretaría de Seguridad de Medellín rechaza carta del combo la Agonía en la que justifica muerte de niño de 13 años

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: