Alerta en Paraguay por congestión y contagio de COVID en el personal sanitario

Hasta ahora se ha reportado la muerte de tres médicos, uno al inicio de cuarentena, en Asunción, y otros dos en las últimas semanas, en Ciudad del Este, capital del departamento de Alto Paraná, segunda urbe del país y limítrofe con Brasil. EFE/Nathalia Aguilar/Archivo

Asunción, 8 septiembre.– Las autoridades sanitarias de Paraguay emitieron este martes una alerta ante la inminente saturación del sistema público y el contagio masivo de médicos y enfermeros por la COVID-19, que en seis meses de pandemia ha dejado 23.353 infectados y 449 muertos.

Hasta este lunes, 501 personas se encontraban hospitalizadas, 101 de ellas en unidades de cuidados intensivos, cuya capacidad total de 529 camas también se encuentra bajo la presión de otras patologías como los cuadros respiratorios típicos de esta época invernal en el país.

“Entre el 13 de marzo al 4 de septiembre de 2020, se notificaron 8.442 personales de salud expuestos a SARS-CoV-2 o con sospecha de COVID-19, de los cuales 1.246 fueron confirmados”, señaló la Dirección de Vigilancia en una circular al funcionariado del sector.

Hasta ahora se ha reportado la muerte de tres médicos, uno al inicio de cuarentena, en Asunción, y otros dos en las últimas semanas, en Ciudad del Este, capital del departamento de Alto Paraná, segunda urbe del país y limítrofe con Brasil.

El informe detalla que el número de positivos de los trabajadores de blanco supone el 6 % del total de casos del país y las regiones de mayor proporción de notificaciones son Asunción, con 3.274 casos (39 %), Central, con 2.306 (27 %) y Alto Paraná, 776 (9 %).

Ello en sintonía con las áreas más golpeadas por la sostenida transmisión comunitaria de la pandemia que se registra desde julio y que a estas alturas mantiene al límite la capacidad de respuesta de los hospitales públicos.

“Se observa un aumento sostenido de casos confirmados en personal de salud (…) y la evidencia es que el mayor porcentaje de contagio se produce en el entorno asistencial por el contacto entre personal de salud sin las medidas adecuadas”, advierte la circular.

Por su parte, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, admitió este martes a los medios que los hospitales de referencia se encuentran al límite de ocupación de las camas de cuidados intensivos a pesar de que la capacidad fue reforzada durante la cuarentena.

Por ello, el Ministerio de Salud puso en marcha este martes el proceso de licitación por el que se convoca a todos los sanatorios, clínicas y hospitales privados “a ofertar la prestación de servicios de internación en camas de terapia intensiva para pacientes de COVID-19”.

Al mismo tiempo, el Gobierno se encuentra en una etapa de marcha forzada en la construcción de más pabellones de contingencia en varios hospitales del país.

Las autoridades sanitarias siguen apelando a la responsabilidad individual y el respeto de los protocolos, como uso de tapabocas y distanciamiento social voluntario para frenar el repunte de casos que se produce tras la vuelta casi total de las actividades productivas.

EFE

Total
2
Shares
Previous Post

Las masacres se recrudecen en Colombia pese a las alertas tempranas de la Defensoría

Next Post

“Trump está intentando matar a la ciudad de Nueva York”, dice Cuomo

Related Posts