Alianza criminal rompería Pacto del fusil en comuna 16 (Belén)

98
Compartir Noticia

Imagen del Parque Biblioteca Belén. Tomada de www.panoramio.com

Redacción Análisis Urbano

Desde hace años la ONG Corpades y Análisis Urbano ha evidenciado la situación que vive la comuna 16 (Belén), —especialmente en la parte alta—, e igualmente en el corregimiento de Altavista.

Se ha mostrado que la presencia de bandas como Los Chivos, que harían parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) conocidos también como el Clan del Golfo, Urabeños o Clan de los Úsuga; Los Pájaros Pesebreros, de la Oficina del Valle de Aburrá; y las AGC, tienen controlados vastos territorios, comunidad, circuitos económicos que eran legales, tales como gas, verduras, arepas, embutidos y huevos; y que además cobran extorsión (vacuna) al transporte público formal e informal. También tienen el manejo del tráfico de droga, pagadiario, explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, entre otros.

Igualmente se ha demostrado con pruebas que los anuncios sobre la desarticulación o el desmantelamiento de estas organizaciones criminales no son reales y que ellas hasta el momento se mantienen fuertes y consolidadas.

A finales de enero de 2017 se habló de un posible rompimiento del Pacto del Fusil en estas zonas, se decía que era inminente el enfrentamiento entre Pájaros Pesebreros —al mando de Adrián, criminal que responde a las órdenes de Juancho y Hugo Pájaro— y los Chivos, al mando de Chatán, quien recientemente salió de la cárcel con la intención de liderar esta organización y expandir su poder, estos últimos pertenecientes a las AGC. Chivos y Pájaros se retaron, se dispararon, pero al parecer al final pactaron.

Alianza de Chivos y Pájaros para acabar las AGC en Altavista se habría fraguado

Históricamente se conoce que Los Chivos nunca se han sometido totalmente a sus patrones; la estructura del barrio San Bernardo en Belén lo sabe, al igual que la Oficina. Al parecer también lo tendrán que reconocer las AGC, conocedores de la forma de actuar de Los Chivos, plantean que: “Reciben muchas armas, las mayoría fusiles, dinero y poder, luego ellos voltean y disparan contra sus patrocinadores”, y anotan: “Los llaman las vagabundas del crimen urbano”.

Análisis Urbano ha conocido de buenas fuentes que acaba de celebrarse una reunión entre jefes de Los Pájaros Pesebreros y Los Chivos de las AGC con el único propósito de sellar una alianza criminal para enfrentar a las Autodefensas Gaitanistas o Clan del Golfo que hacen presencia en el corregimiento de Altavista, parte alta, para expulsarlos y adueñarse de esa estratégica zona. Barrios como La Esperanza, La 14, La Perla, entre otros, serán atacados próximamente por esta nueva alianza criminal.

Al parecer la ruptura de Los Chivos con las AGC —que en Altavista la institucionalidad los ha denominado la banda de Los Paracos para poder seguir negando la presencia de las AGC en Medellín— se dio por el asesinato de dos personas, uno era conductor de transporte público y el otro sería allegado o familiar de un jefe de las AGC que fue acribillado delante de una menor de edad.

La alianza criminal de Chivos y Pájaros Pesebreros se vería fortalecida con la llegada de la banda de Nuevo Amanecer o Mano de Dios.

Estaríamos entonces ante una ruptura muy fuerte adentro del Pacto del Fusil que en principio afectaría la parte alta de la comuna 16 y el corregimiento de Altavista, sin embargo, no se sabe cuál sería la respuesta de Los Pesebreros, al mando de Carlos Pesebre, que gobierna a través de Camilo A, el Grande o Ilo. ¿Será que Los Pesebreros se enfrentarían a las AGC por la posición asumida por Los Pájaros Pesebreros? El tiempo lo dirá.

Análisis Urbano y la ONG Corpades invitan al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez; al Secretario de Seguridad, Gustavo Villegas; al comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval), brigadier general Óscar Antonio Gómez Heredia; y a la Directora  Seccional de Fiscalías de Medellín para que afinen la inteligencia y un plan de contención ante esta posible ruptura; en últimas, es mejor actuar que públicamente cuestionar y descalificar, no se puede olvidar que la seguridad de Medellín es un asunto de todos los medellinenses.

Temas relacionados

Reingeniería criminal (Primera entrega)

Pacto del fusil:Emerge un nuevo jefe militar en el crimen urbano

¡Se acabó la Oficina de Envigado!

La Oficina es el cartel de Medellín transformado y renovado

La Oficina no ha desaparecido y la guerra en Medellín no parará

 

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here