En la tarde de este martes 22 de mayo se presentó una alteración del orden público en la calle 48 con carrera 76, barrio El Velódromo, cerca del estadio Atanasio Girardot, comuna 11 Laureles.

A eso de las 4:30 p.m. se escucharon varios disparos que llamaron la atención de comerciantes y habitantes de esta zona, así como de las decenas de personas que a diario transitan por allí.

Un hombre de tez morena, camiseta negra, jean azul, tenis negro y ataviado con una gorra disparó con una pistola contra los ocupantes de una camioneta de alta gama, entre quienes, al parecer, se encontraba Mauricio Alberto Zapata Orozco, alias Chicho, presunto integrante de la banda La Terraza, y otros hombres que lo acompañaban, entre ellos alias Guasón, señalado jefe militar de esa agrupación ilegal que tiene injerencia en las comunas 3, Manrique, y 4, Aranjuez, entre otras.

De este caso hay dos versiones. La primera de ellas, es que el sicario se movilizaba en una moto Suzuki DR en compañía de un compinche, al llegar cerca de su objetivo se bajó y disparó contra la camioneta, hiriendo supuestamente a alias Chicho. A ellos, a los sicarios, y muy de cerca, los acompañaba un Renault Clío color gris oscuro, cuyos integrantes no pudieron accionar sus armas, pues en la zona estaban dispuestos hombres del Ejército y la Policía. Sin embargo, uno de los hombres que al parecer iba con Zapata Orozco, en la reacción, impactó al agresor en una pierna. Los uniformados tomaron rápidamente el control de la situación y trasladaron tanto al sicario como a la otra persona herida (que sería alias Chicho) a un centro médico. El hombre de la moto escapó.

La segunda versión, es que el sicario descendió del Clío gris, disparó contra la camioneta de alta gama y corrió hasta la moto, pero fue alcanzado por uno de los proyectiles disparados por el fusil de un soldado profesional que se percató de la situación y reaccionó.

El reporte de la Policía, sin embargo, señala que se trató de un intento de hurto: un hombre, que fue capturado, amenazó a varias personas dentro de un local comercial con la intención de hurtarles sus pertenencias. Un soldado profesional que estaba en el sitio sacó su arma de dotación y disparó contra el delincuente, impactándolo en un brazo. En este informe solo se habla de una persona herida.

Según información de inteligencia, en ese sector del barrio Laureles Estadio hacen presencia hombres de las estructuras Los Pesebreros y La Terraza.

Sobre Mauricio Alberto Zapata Orozco, alias Chicho, Análisis Urbano conoció que salió hace pocos meses de prisión con libertad condicional, luego de pagar parte de una condena de doce años y medio por los delitos de tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas en concurso con tráfico de armas agravado por la coparticipación criminal. Un juez aceptó el preacuerdo al que llegaron la Fiscalía y los defensores de Zapata Orozco, Franklin Zapata Múnera y Eder Orozco Marín, a quienes les encontraron una caleta con seis pistolas en un vehículo Mazda 3 en el que se movilizaban el 31 de julio de 2012 por el barrio La Piñuela.

Una de esas pistolas, una Beretta, fue la que se utilizó, según pruebas balísticas realizadas por la Fiscalía, en el asesinato del gerente de Coopebombas, Jorge León Montoya Negrete, ultimado a tiros el 31 de enero de 2012.

Sin embargo, las autoridades no lograron relacionar ni comprobar que alias Chicho tuviera alguna clase de vínculo con ese homicidio.

La Fiscalía recordó que años antes, Mauricio Zapata habría estado recluido en prisión pagando una condena por falsedad en documento público, pues utilizaba una cédula a nombre de Sebastián Soto.

Alias Chicho sería el actual líder de la banda La Terraza y probablemente uno de los patrones de la Oficina, de la facción 20%, heredera del poder criminal de alias Douglas (José Leonardo Muñoz Martínez), máximo jefe de esa agrupación criminal, quien cumple una condena desde 2009 de 32 años por los delitos de concierto para delinquir y secuestro extorsivo.

Con alias Richard, alias Rayo, alias Tréllez y alias Guasón, conforma, según tiene conocimiento la Policía Metropolitana, de la parte “dura” de la Terraza y desde noviembre de 2017 estaría al frente en solitario de esa colectividad ilegal, luego de la captura de William Andrés Moscoso Monsalve, alias Chivo, sobrino de alias Douglas, a quien señalaban de ser, para entonces, el líder de esa agrupación criminal.

Si el ataque de esta tarde obedeció realmente a un atentado contra su vida, contra alias Chicho, podríamos estar al frente de una vendetta entre jefes de la criminalidad que nos proyecta hacia días oscuros en la Medellín metropolitana, ¿Será que la guerra fría adentro de la Oficina del Valle de Aburrá llegó a su fin? Tocará esperar el desarrollo de los nuevos acontecimientos.

Temas relacionados 

Medellín está en jaque frente al gigantesco poder de fuego de ‘La Oficina’