Alias El Gringo sería el terror de El Llano y La Loma, en Yarumal

Compartir:

Los corregimientos de El Llano y La Loma, en el municipio de Yarumal, en límites con los municipios de San Andrés de Cuerquia y Briceño, fueron durante décadas un importante corredor del Frente 18 de las Farc, con incidencia en Ituango, y hoy son parte de los territorios controlados por la disidencia del Frente 18, quienes serían los asesinos de los tres geólogos en el corregimiento de Ochalí, a pocos kilómetros de El Llano.

Uno de los enlaces de la disidencia del Frente 18 en El Llano y La Loma, cometiendo asesinatos y extorsionando, sería alias El Gringo, un presunto campesino que tendría su vivienda en la vereda La Cruces.

Alias El Gringo, de acuerdo con varias fuentes de Análisis Urbano, sería el autor material del asesinato de Luz Herminia Olarte Piedrahíta, de 51 años, madre cabeza de familia y lideresa comunal de la vereda Las Cruces, en el corregimiento de El Llano, quien fue desaparecida el 29 de enero de 2017, violada y asesinada con degüello y cortes de machete en varias partes de su cuerpo y, posteriormente, enterrada en una zona boscosa. El 4 de febrero fue encontrada por perros cazadores de los vecinos de la vereda que conformaron un grupo de búsqueda.

La señora Luz Herminia habría salido de su casa cerca de las dos de la tarde del domingo 29 de enero, siendo interceptada en el camino por alias El Gringo y un cómplice, quienes luego de someterla a vejámenes sexuales la degollaron, cercenaron su cuerpo en varias partes y la enterraron. Después de dos años y medio este crimen está en total impunidad por falta de denuncia contra los autores.

Luz Herminia Olarte
Luz Herminia Olarte

El accionar de El Gringo sería respaldado por uno de los jefes de la disidencia Frente 18, por lo que los campesinos que cultivan coca deben venderle a él o son multados con gruesas sumas de dinero. También, quienes tienen ganado de engorde o producen leche, deben pagar la extorsión que les hacen a través de llamadas a nombre de las disidencias del Frente 18. De acuerdo con varias fuentes quien realiza las llamadas es alias El Gringo, intimidando a las personas para que vayan a la vereda Chirí, en Briceño, o hagan una consignación a través de una cuenta bancaria o por giro. Varios campesinos habrían tenido que vender su ganado para pagar la extorsión de $6 millones de pesos impuesta por El Gringo.

Hace unas semanas El Gringo y un cómplice, de quien no conocemos el alias, pero sí el nombre, al parecer estuvieron involucrados en una tentativa de homicidio contra un campesino del corregimiento de La Loma, quien alcanzó a esquivarle a los disparos, teniendo que huir para salvar su vida.

Varias familias de El Llano y La Loma habrían salido desplazadas por amenazas de El Gringo, quienes no denuncian ante la Personería por miedo a represalias. El subregistro en las cifras de desplazamiento forzado, manejado por la Unidad de Víctimas, sería un factor importante para entender por qué existen municipios con altos índices de recepción de personas desplazadas, sin que se determine cuál es el expulsor, como es el caso de Ituango, San Andrés de Cuerquia, Tarazá y Valdivia, que expulsan hacia Yarumal.

El municipio de Briceño, durante 2016 y 2017, fue epicentro de los programas piloto de erradicación manual y sustitución de cultivos, en la vereda Pueblo Nuevo, en donde estuvieron ex miembros de las Farc coordinando el proyecto, y del desminado humanitario, en la vereda El Orejón, lo cual hoy ya sería pasado afirman algunos campesinos. Los cultivos erradicados fueron objeto de resiembra, los campesinos amenazados si sustituían y no cultivaban, y el territorio copado por las disidencias de Las Farc . Lo que pasa en Briceño se siente en Ochalí, El Llano y La Loma, corregimiento de Yarumal, donde la paz llegó a medias, si es que llegó.

Compartir:
Total
14
Shares