Al acoger la solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado 31 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Dorian Adolfo González Correa, alias la Bruja o el Peludo, como presunto responsable del homicidio de Melquisedet Martínez Mieles.

Según los investigadores, el 11 de abril último llegaron varios presuntos integrantes de la banda criminal La Agonía a la vivienda en la que residía Martínez Mieles con una familiar, y les dijeron que alias la Bruja tenía que hablar con ellos.

En dicho inmueble, ubicado en el sector La Luz del Mundo de la Comuna Trece de Medellín, la víctima estaba cumpliendo detención domiciliaria.

El 14 de ese mismo mes, un menor de edad conocido como la Chinga habría sacado a la víctima de su residencia hasta unas escaleras, supuestamente para que hablara con González Correa. Este le dijo a la familiar de la víctima que solo era para preguntarle por qué él estaba en detención domiciliaria. Fue entonces cuando Martínez Mieles le dijo a su pariente que lo iban a matar y emprendió la huida.

La familiar logró ocultarse, oyó unos disparos y también escuchó cuando alias la Bruja dio la orden de que la buscaran y la asesinaran.

En la investigación se evidenció que alias la Bruja o el Peludo era precisamente el que daba las órdenes sobre la comisión de ilícitos en el sector y había dado la autorización para que Martínez Mieles estuviera en el sector cumpliendo la medida de aseguramiento en el domicilio.

González Correa, de 28 años de edad, no aceptó los cargos imputados por los delitos de homicidio agravado, porte ilegal de arma de fuego agravado y uso de menores para la comisión de delitos.