El Juzgado Segundo Penal Especializado de Cartagena, con funciones de conocimiento, avaló el preacuerdo en el que Liliana del Carmen Campos Puello, alias ‘La Madame’, Carlos Enrique Campo y Omar Robles, admitieron su responsabilidad en la conformación de una red criminal dedicada a la explotación y esclavitud sexual de mujeres en sectores turísticos de Cartagena de Indias (Bolívar).

Los procesados aceptaron cargos por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir, por lo que se enfrentaran a penas de hasta 98 meses de prisión.

La investigación adelantada por la Fiscalía permitió evidenciar que Liliana del Carmen Campos Puello, alias ‘La Madame, lideraba la organización y era conocida como una de las mayores proxenetas del Caribe.

Gustavo Adolfo Ruiz, su esposo, era quien coordinaba eventos sexuales y sabía cuánto y cómo era la manera de cobrar en cada servicio.

Según las investigaciones Carlos Enrique Campo Caballero, padre de ‘La Madame’, era quien se encargada de acoger, en dos casas ubicadas en el barrio Manga de Cartagena de Indias, a las mujeres explotadas sexualmente, él vivía en una de ellas. Además, informaba a su hija de los movimientos que tenían las mujeres.