Análisis Urbano y Corpades rechazan categóricamente el asesinato de ocho policías en Urabá

122
Compartir Noticia

La Agencia de Prensa Análisis Urbano y la Corporación Corpades rechazamos, lamentamos y entendemos el dolor que en este momento sienten las familias de los ocho policías que fueron vilmente asesinados en la mañana del miércoles 11 de abril en la vereda El Tomate, del municipio de San Pedro de Urabá, zona que está bajo el control de las AGC o Clan del Golfo.

Este hecho brutal, que llena de profundo dolor y tristeza a la familia colombiana y que nunca debió suceder, debe ser investigado con la rigurosidad debida, en procura de justicia y evitar así que otra masacre quede en la impunidad.

Colombianos asesinando colombianos, nada más absurdo. Hacemos un llamado urgente, constitucional y universal para que los actores del conflicto cesen sus ataques, respeten la vida y observen los Derechos Humanos. Y exigimos de las autoridades competentes acciones que vayan mucho más allá de las acostumbradas promesas de investigación que acompañan el discurso lastimero poco sincero y sin trascendencia que se les escucha, cual libreto aprendido, tras cada tragedia.

La vida no puede ser un trofeo. La muerte no puede ser el pago para quien defiende la vida. El derecho a la vida es inviolable, tal como está consagrado en la Constitución Política de Colombia, en su artículo 11. En igual sentido, el artículo 4 de la Convención Americana para los Derechos Humanos, ratificada por Colombia, estipula que toda persona tiene derecho a que se respete su vida. “Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

Un saludo solidario para los familiares del subintendente Fabio Sarmiento Sarmiento y de los patrulleros Never Alfonso Sierra Franco, John Jairo González Cardona, José David Pérez Hernández, Darlin Rodríguez Sarabia, Jorge Pacheco Solano, Giovanny Rodríguez Castaño y José Alejandro Sade Ballesteros. Estos agentes escoltaban a una comisión de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), cuyos integrantes resultaron ilesos.

Reiteramos nuestro categórico repudio por lo sucedido en Urabá. Porque defendemos la vida, defendemos los Derechos Humanos y queremos un país en paz.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here