Dicen las autoridades que la víctima es apenas un niño, de entre 10 y 15 años de edad. Que lo apuñalaron el pasado martes 1 de octubre en horas de la madrugada en cercanías al puente de la Macarena, en la avenida San Juan (calle 44), con carrera 62, barrio Naranjal de la comuna 11 Laureles.

Que lo llevaron al hospital San Vicente Fundación, conocido también como Policlínica. Que allí lo atendieron e intentaron salvarle la vida. Lo vieron muy grave. Las lesiones dañaron partes vitales de su organismo.

Pero todo fue en vano, porque finalmente falleció este miércoles 2 de octubre. Su nombre no trascendió, pues no portaba documentos. Lo describieron como delgado, más bien bajito y de tez trigueña. Tenía puesta una camisa oscura, un pantalón de color blanco, tenis grises y al parecer era habitante en situación de calle.

Un testigo le aseguró a la policía judicial que el muchacho estaba discutiendo con cuatro personas cuando de pronto una de estas sacó un puñal y lo atacó hasta dejarlo tendido en el piso, sangrando. Mal herido lo trasladaron al centro médico y allí falleció. La investigación se inició. Los móviles y responsables son materia de investigación.