Arauca: un territorio sometido por la guerra

Foto de la cuenta en Twitter de @Diego_Molano
Compartir:

Continúan en Arauca los enfrentamientos, las amenazas, desapariciones, asesinatos, entre otros hechos violentos que atentan contra la vida y la integridad  de las comunidades sin que el Gobierno Nacional presente acciones contundentes de seguridad.

Por: Yurany Alzate( @yuranyAlzate1 )

Arauca, Colombia, 21 enero de 2022.- A pesar de la llegada de dos batallones del Ejército Nacional al departamento de Arauca, la crisis de seguridad continúa en la frontera de Colombia. Uno de los hechos más recientes que tiene consternada a la comunidad, es la explosión de un coche bomba en Saravena, el cual dejó un muerto y cinco heridos.

El carro bomba estalló el miércoles 19 de enero, donde funcionan comercios y oficinas, pero tenía como blanco la sede de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, así nos lo informó un líder de la zona que por seguridad omitimos su identidad.

EN CONTEXTO

En Arauca, protegida por el Ejército, carro bomba dejó un muerto y cinco heridos

“Este hecho ya lo había denunciado La Joel, que era hacia donde iba el carro bomba. Desde el 9 de enero advirtieron que había una amenaza de bomba, por esa razón una de las solicitudes que hizo la organización era cerrar la vía que queda frente de la sede y sí, efectivamente fue cerrada, pero miren, la camioneta llegó al punto. Ellos definitivamente tienen un riesgo particular por la labor que realizan, pero también por lo visibles que son frente a exigir libertad, integridad y respeto por los derechos humanos”, cuenta el líder de Saravena.

La víctima mortal que dejó el atentado que iba dirigido a la Fundación Joel Sierra, se llamaba Simeón Delgado, era un vigilante de la oficina del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). La empresa estatal denunció que era ajeno a la guerra territorial que libran en Arauca la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Frente Décimo de las disidencias de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Las autoridades le atribuyen el atentado a las disidencias de las FARC.

El líder con que habló este portal de noticias, en medio de su preocupación cuenta que: “La situación en Arauca es muy crítica, todo el mundo está en riesgo. En este momento hay toque de queda en muchos sectores, los transportadores evitan movilizarse, los campesinos no están saliendo porque también hay amenaza de campos minados…Son muchas situaciones las que nos están afectando en este momento, tanto así que ni podemos salir tranquilos a conseguir lo de la canasta familiar”.

Personas toman hoy fotos de los daños causados por la explosión de un coche bomba en un sector comercial junto a la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, en Saravena, departamento de Arauca (Colombia). EFE/Mike Cáceres

La lucha armada que cada vez es más fuerte en Arauca, se lleva de nuevo la tranquilidad de los territorios más alejados de esta Colombia tan violenta, hoy vuelve la incertidumbre, el miedo, el llanto a la comunidad. Una historia de guerra que no tiene fin.

El líder, mientras nos pide guardar su identidad afirma que para la comunidad, “seguridad no solo es la presencia de militares, porque ellos también generan riesgo. Arauca ha sido víctima de la guerra no solo por los grupos al margen de la ley, sino por grupos de la misma institucionalidad, entonces esto no es una garantía. En el departamento hay un gran despliegue militar desde el 2 de enero para la ruralidad, pero en las zonas urbanas la Policía no tiene una medida de respuesta inmediata y menos efectiva ante este tipo de situaciones, de hecho, pasó lo del carro bomba y la policía no pudo responder hasta que llegó el Ejército”.

En lo que va del año han sido asesinadas unas 40 personas en Saravena, blanco del atentado terrorista, y en los vecinos municipios de Tame, Fortul y Arauquita, según indican desde la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra.

Imagen cortesía (pixelada).

Aunque la comunidad de Arauca, las organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos, y la misma Iglesia católica, piden constantemente a los grupos armados que no metan a la sociedad civil en sus enfrentamientos e intereses, no hay una respuesta positiva frente a esas exigencias.

“La respuesta de los grupos armados es nula frente a las peticiones que hacemos como comunidad. Además, hay una posición muy cerrada del Gobierno Nacional de no negociar con grupos armados lo que cierra más la brecha para llegar a ciertos acuerdos, que si bien no garantizan nada, sí pueden extraer a la población civil del conflicto”, Señala el líder.

Las dinámicas del conflicto armado van cambiando, ahora no solo se vive la guerra en el campo, sino también en el casco urbano, lo que demuestra que si en la centralidad hay este tipo de acciones, en la ruralidad hay confinamientos.

¿Por qué de nuevo Arauca es el epicentro del conflicto armado?

Primero porque es un gran corredor estratégico, segundo porque es departamento con gran riqueza petrolera y ganadera en el que desde hace más de 30 años el ELN controla prácticamente todas las actividades económicas mediante extorsiones y secuestros, un “negocio” que le quieren arrebatar la disidencias de la FARC dedicadas también al narcotráfico, aprovechando la cercanía de la frontera con Venezuela.

A esa situación se le suma que estamos en el 2022, año electoral, y eso genera mayor conflictividad. Además, la disputa que hay entre grupos armados ilegales del país vecino como el Ejército Bolivariano, agudiza aún más el conflicto en Colombia.

No se puede dejar atrás el cambio de comandantes, según el líder entrevistado por Análisis Urbano, la tranquilidad se sintió en Arauca cuando los grupos armados hicieron acuerdos, pero al llegar nuevas personas a liderar estas organizaciones criminales las alianzas se rompieron y hoy vemos las consecuencias de ello: cambiaron las dinámicas del conflicto en el territorio.

¿Quiénes son objetivo militar en Arauca?

Los procesos de liderazgo están en riesgo en este departamento. Las y los líderes de Arauca son un objetivo militar para los grupos armados que tienen a la comunidad bajo el miedo y la zozobra.

Eso se da, porque los procesos de liderazgo no solo impiden que la guerra se expanda más en el territorio, sino que también hacen visible lo que se vive en Arauca, por ello, se convierten en una amenaza para las estructuras criminales.

LE PUEDE INTERESAR

Arauca, un territorio sometido por la guerra entre ELN y el Frente Décimo de las Farc

Cabe mencionar que no solo están en riesgo líderes o lideresas que defiendan los derechos de las víctimas o la restitución de tierras, sino también las personas que le apuestan a los procesos de género, juveniles, de arte o cultura. En sí, todo aquello que garantice la participación de la comunidad en otros sectores que no sea la guerra, es objetivo militar.

El mensaje de la comunidad para los grupos armados y el Gobierno

Independientemente de las luchas que tienen las estructuras criminales, la población civil no se puede ver afectada ni directa, ni indirectamente, porque están vulnerando absolutamente todos los derechos de las comunidades. La población no hace parte de sus luchas, de sus intereses, de sus conflictos. Esta guerra no les pertenece a ellos, por eso exigen la paz. Al Gobierno Nacional se le exige, que más que crear políticas públicas, hay que generar acciones contundentes de seguridad en los territorios y no solo desde lo militar, porque hasta que no se garanticen los mínimos vitales los ciclos de violencia seguirán en el te

Compartir:
Total
1
Shares