Áreas dominadas por grupos armados en Río de Janeiro crecen 131 % en 16 años

Miembros de la Policía realizan un operativo contra una banda de narcotraficantes en una favela de Río de Janeiro (Brasil), en una fotografía de archivo. EFE/André Coelho
Compartir:

Río de Janeiro, 13 de septiembre de 2022.- Las áreas controladas por grupos armados en Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil y segunda mayor del país, crecieron un 131 % en los últimos 16 años, según un estudio divulgado este martes por la Universidad Federal Fluminense (UFF).

De acuerdo con el estudio, las áreas controlada por bandas armadas en Río de Janeiro, incluyendo narcotraficantes y milicianos (grupos parapoliciales), pasaron de equivaler al 8,7 % de la ciudad en el trienio 2006-2008 a representar el 20 % de la región metropolitana en el trienio 2019-2021.

El área metropolitana de Río de Janeiro, con siete millones de habitantes, se ha convertido en una de las más violentas de Brasil por los continuos enfrentamientos armados entre bandas rivales de narcotraficantes y entre éstas y milicianos y policías. Los tiroteos en la mayoría de las veces obedecen a disputas de territorios.

El crecimiento de las áreas controladas por criminales se produjo especialmente por la fuerte expansión de las milicias, grupos creados por policías y expolicías inicialmente para combatir el narcotráfico en sus barriadas y que terminaron convertidas en nuevas organizaciones criminales.

Estos grupos, pese a que no se financian directamente con la venta de drogas, pasaron a controlar en sus regiones de influencia servicios como transporte clandestino, señal pirata de internet y de televisión por cable y venta de bombonas de gas.

Según el estudio, el área controlada por las milicias equivalía al 23,7 % de las controladas por criminales en 2006 y ahora corresponde al 49,9 % del territorio bajo influencia de bandas armadas.

El crecimiento del área controlada por milicias en 16 años fue del 387,3 %, por lo que controlan prácticamente la mitad de los 510 kilómetros cuadrados de Río de Janeiro que están bajo la influencia de las bandas criminales.

Mientras que hace 16 años el 22,5 % de la población de Río que vivía en barrios controlados por bandas armadas tenía que obedecer a los milicianos, ese porcentaje saltó al 38,8 % el año pasado.

El Comando Vermelho, una de las mayores organizaciones de narcotraficantes de Brasil, tiene el 40,3 % del territorio de Río de Janeiro controlado por grupos armados.

El llamado Mapa de los Grupos Armados fue elaborado por el Grupo de Estudios de Nuevas Ilegalidades de la Universidad Federal Fluminense y por la organización no gubernamental Instituto Fuego Cruzado.

“Las milicias fueron el grupo que más se expandió y se hicieron hegemónicos principalmente en los suburbios, no tanto en las favelas, en las que los narcotraficantes aún mantienen su dominio”, afirmó el coordinador del estudio, el investigador de la UFF Daniel Hirata.

La directora ejecutiva del Instituto Fuego Cruzado, Maria Isabel Couto, afirmó que el 90,3 % del crecimiento de las milicias se produjo en áreas en las que no había presencia de grupos armados, ya que no eran de interés para los vendedores de drogas.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares