Argentina afronta aumento en los casos de dengue atacando los criaderos de mosquitos

Un grupo de voluntarios y funcionarios del Gobierno fueron registrados este martes, durante una jornada de limpieza para prevenir la enfermedad del dengue, en la Villa 1-11-14 de Buenos Aires (Argentina). Foto EFE
Compartir:

Argentina enfrenta el aumento de casos de dengue debido a las altas temperaturas y para ello en zonas del país como Buenos Aires se está atacando los criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor de una enfermedad que en lo que va de año ha causado la muerte a tres personas en el país.

Este mosquito prolifera principalmente en lugares con agua estancada, y en la capital las autoridades iniciaron una campaña para informar y prevenir el aumento de mosquitos en las zonas más vulnerables: las conocidas como villas miseria.

“Las próximas seis semanas van a ser importantísimas en cuestión de dengue. Van a subir los casos como suben todos los años, mientras menos criaderos tengamos menos casos vamos a tener”, señaló a Efe el subsecretario de Atención Primaria del Ministerio de Salud de Buenos Aires, Gabriel Batistela, quien asistió este martes a una campaña en la villa 1-11-14.

CAMPAÑAS DE PREVENCIÓN EN LUGARES VULNERABLES

En esta villa, ubicada en el barrio porteño de Flores, y en otras muchas de la ciudad, las autoridades informan a los vecinos de las medidas de prevención, como cambiar el agua a plantas y mascotas cada dos días, y retirar de las viviendas objetos en desuso que puedan acumular agua.

“Recorremos las casas de todos los vecinos para identificar determinados lugares que puedan ser posibles criaderos de mosquitos. El mosquito del dengue es un mosquito domiciliario, crece dentro de la casa de las personas”, señaló sobre un insecto que “no vuela a más de 100 metros a la redonda” de sus criaderos.

Atacar los criaderos es la principal medida de prevención, y para hacer esto se pone el foco en los lugares y objetos propensos a que se estanque agua.

AGUA ESTANCADA Y CALOR, PRINCIPALES PROBLEMAS

“Factores de riesgo es acumulación de agua estancada, desde pequeños lugares. Una chapita puede acumular agua, los platos de las macetas, los floreros… cualquier lugar que acumule agua y tenga paredes ahí puede crecer el mosquito”, subrayó.

Desde el ministerio saben que “va a haber muchos casos en la ciudad de Buenos Aires”, donde ya registraron 70 casos confirmados, debido a las altas temperaturas del verano austral, ya que “con menos de 14 grados el mosquito crece mucho menos”.

Además las personas que presenten síntomas de dengue -como fiebre, nauseas, vómitos o decaimiento- deben ponerse en contacto con las autoridades para que estas se desplacen al domicilio y realicen una fumigación en los lugares de riesgo.

“Detectamos el caso y se va alrededor del domicilio buscando posibles focos y haciendo la fumigación concreta”, señaló Batistela, quien agregó que “la fumigación masiva no sirve”.

TRES MUERTES EN LO QUE VA DE AÑO

El pasado domingo una mujer falleció por dengue en la norteña provincia de Misiones, fronteriza con Paraguay y Brasil, lo que elevó a tres el número de muertes por esta enfermedad en lo que va del año en Argentina.

Hasta el momento se registra circulación del virus en diez provincias del norte y el centro del país (Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, Salta, Jujuy y La Rioja), además de la ciudad de Buenos Aires.

“Estamos haciendo un análisis, provincia por provincia, del dengue, que, sobre todo en las últimas dos semanas ha tenido un rebrote fuerte”, dijo el ministro de Salud argentino, Ginés González García, el pasado jueves.

En rueda de prensa, González García recordó que hay muchos casos en Paraguay, Brasil y Bolivia, países fronterizos con Argentina.

EFE.

Compartir:
Total
7
Shares
Previous Post

Billy Porter asegura que su hada en “Cinderella” no tendrá género definido

Next Post

¡OJO! Se extiende Pico y Placa en Medellín y área metropolitana por mala calidad del aire

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: