Argentina busca avanzar con las segundas dosis ante la llegada de la variante Delta

Argentina atraviesa, desde abril, un vertiginoso aumento de los casos de la covid-19, con creciente nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Compartir:

Buenos Aires, 15 junio.- La ministra de Salud argentina, Carla Vizzotti, señaló este martes que 4 de cada 10 personas mayores de 18 años ya han iniciado la vacunación en el país. También que esta nación decidió completar la aplicación de las segundas dosis ante la aparición de la variante Delta y avanzar con los transportistas internacionales y con las embarazadas sin enfermedades previas.

“La vacunación está marchando. Por eso, analizando esta situación, en relación fundamentalmente a la variante Delta, se consensuó en completar los esquemas de vacunación”, dijo Vizzotti en rueda de prensa, tras encabezar una reunión con los encargados de salud de las 24 jurisdicciones del país.

En marzo pasado, el Gobierno decidió diferir por tres meses la aplicación de las segundas dosis ante la llegada de la segunda ola. Además, teniendo en cuenta la cantidad de vacunas a disposición y la demora de la llegada de las segundas dosis de la Sputnik V rusa, única de las vacunas que se aplican en Argentina que tiene dos componentes diferentes.

Una persona del personal sanitario realiza una prueba de coronavirus a una viajera en una terminal de transporte hoy, en Buenos Aires (Argentina).

Vizzotti recordó que Argentina alcanzó las 20,67 millones de dosis de diversos proveedores e indicó que para fines de esta semana el país suramericano espera un embarque de la segunda dosis de Sputnik V.

En tanto, indicó que en Argentina circula “en forma predominante” las variantes de Reino Unido, Manaos y Andina, y que se han detectado dos ingresos de la variante Delta, que han sido aislados, lo mismo que con la variante sudafricana.

Con la campaña de vacunación iniciada a finales de diciembre último, hasta el momento se han aplicado 16,6 millones de dosis, según datos oficiales, aunque 3,4 millones de personas fueron inoculadas con la segunda dosis, en un país con unos 45 millones de habitantes.

Una de las vacunas que aplica es AstraZeneca que, en palabras de Vizzotti es segura. “Todas las vacunas que están en la Argentina son seguras y eficaces”, comentó.

RIESGO OCUPACIONAL Y EMBARAZADAS

Los ministros también se comprometieron a avanzar en la vacunación de todas las personas de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas armadas nacionales de las provincias. “Se habló de la importancia de completar ese personal estratégico”, dijo Vizzotti.

La funcionaria ofreció la rueda de prensa en la escalinata del Centro Cultural Kirchner (CCK), en la ciudad de Buenos Aires, donde el Gobierno nacional instaló un vacunatorio para acelerar la inmunización del personal de fuerzas armadas y de seguridad: “Nos da orgullo y alegría combinar la salud y la cultura”.

Vizzotti agregó que recomendó disminuyendo poco a poco la edad de vacunación por quinquenio. Esta semana, por ejemplo, la capital del país llamó a los porteños entre 45 y 50 años sin enfermedades previas a vacunarse.

También, se analizó “avanzar con el compromiso” de vacunar a las personas “con riesgo específico” y “ocupacional”, los trabajadores del “área marítima”, los tripulantes internacionales y las personas que arreglan aparatos o recolectan residuos patológicos en el área de salud.

Y reafirmó el “compromiso de acelerar” la vacunación de los transportistas internacionales, tras indicar que ya se vacunó al 30 % y mencionar la preocupación del sindicato de camioneros, sobre todo por los viajes a Brasil, por el riesgo individual y la posibilidad de ingresar una variante.

Además, se consensuó avanzar con la vacunación de personas gestantes con indicación individual de un médico tratante, más allá de contar con condición de riesgo.

SISTEMA DE SALUD FRAGMENTADO

La ministra también se refirió a que “la pandemia es una oportunidad” para “disminuir la fragmentación del sistema de salud”, que en Argentina está compuesto por el servicio público, el sindical y las mutuas privadas.

Todo esto sucede un día después de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner volviera a pedir públicamente una reforma integral del sistema de salud.

Argentina atraviesa, desde abril, un vertiginoso aumento de los casos de la covid-19, con creciente nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva, y acumula 86.029 fallecimientos y un número total de positivos de 4.145.482 desde el inicio de la pandemia.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Identifican los restos de otro de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa

Next Post

Avenida de Greiff continúa cerrada debido a daños que dejaron las fuertes lluvias

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: