Este jueves fue asesinado Jorge Herney Castrillón Gutierrez, quién además de sus labores como defensor de derechos humanos, tenía negocios relacionados con la papaya y el caucho. También se había postulado como precandidato a la alcaldía de municipio.

El líder social desapareció desde el miércoles 30 de enero. Su asesinato se habría cometido en horas de la noche. El cuerpo fue hallado en un potrero de una finca del corregimiento Mejor Esquina, ubicado en la zona rural del municipio de Buenavista. La inspección técnica al cadáver la realizó personal del CTI de la Fiscalía General de la Nación. Los familiares habían alertado sobre su desaparición a las autoridades.

Análisis Urbano denunció el 8 de enero que un grupo numeroso de Los Caparrapos, fuertemente armado, habría ingresado al casco urbano del municipio, haciendo presencia armada y pintando las paredes de algunos inmuebles con las insignias: «BVPA, presente en Uré» que hace referencia al bloque Virgilio Peralta Arenas, disidencia de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), con quienes se encuentran enfrentados por el control militar y social del Bajo Cauca antioqueño y el sur de Córdoba.

Puede leer: Caparrapos habrían ingresado al casco urbano de San José de Uré, municipio del sur de Córdoba

Posteriormente este mismo grupo criminal llenó de panfletos y mensajes amenazantes el municipio, amenazando de muerte a algunas personas que habitan en esta población.

También puede leer: Ilegales llenan de panfletos y mensajes amenazantes a San José de Uré, Córdoba. Aumenta el temor

A mediados de enero, en un video grabado por una cámara de seguridad, se registra la llegada y el patrullaje de Los Caparrapos a San José de Uré.

Le puede interesar: En video. Llegaron Los Caparrapos a San José de Uré, Córdoba

El asesinato del líder social demuestra que a pesar de los anuncios oficiales sobre la llegada de la fuerza pública a este municipio y otros del sur de Córdoba, los grupos armados ilegales, a través de la violencia y la criminalidad, siguen generando terror en la población y en los líderes sociales. Análisis Urbano le recuerda al Gobierno nacional que más allá de acciones mediáticas hay que desmantelar a estas estructuras paramafiosas.

Con el asesinato de Jorge Castrillón la cifra de líderes, lideresas, defensores y defensoras de derechos humanos sigue ascendiendo, lo que estaría demostrando en la práctica que las medidas de protección no funcionan.