Asesinato en el barrio la Huerta

Compartir:

la huerta

Hoy 22/08/2013, en el barrio la huerta de Robledo, calle 68 con la carrera 96 F-23, en el bloque 53, apto 504, al occidente de la ciudad de Medellín, fue encontrado asesinado por arma blanca un señor de 54 años de edad quien respondía al nombre de Oscar Alirio Lizcano Rojas, lo apodaban cariñosamente como “Pate perro” era oriundo de Armenia Quindío. La víctima vivía solo.

Según sus amigos, “Pate perro” estaba desaparecido desde el pasado martes 20 de agosto,  ellos notaron su ausencia debido a que todas las tardes se reunían a jugar cartas o parques. El señor Oscar Alirio, preparaba comidas que luego llevaba al centro de la ciudad a venderlas, dicen que cocinaba delicioso, además en las fiestas era contratado para hacer la comida.

Sus amigos al notar su ausencia, comenzaron a llamar insistentemente al apartamento para que él bajara a jugar como lo hacía habitualmente, nunca respondió las llamadas.

Un hijo que lo visitaba ocasionalmente llego el día de hoy 22 de agosto para verlo, después de salir del trabajo como barman en una discoteca de la ciudad, ya que tampoco le contestaba las llamadas, además varios amigos de su padre le habían dicho que hacía días no lo veían.

Al abrir la puerta, encontró que entre la cocina y la sala estaba tirado un bulto grande tapado con sábanas, lo que parecía ser el cuerpo de una persona, al destaparlo vio que era su padre el cual se encontraba boca abajo, semidesnudo y se le veían múltiples heridas de arma blanca en la espalda, por lo seca que estaba la sangre se presume que el trágico hecho habría ocurrido horas antes.

El hijo de la víctima procedió a  llamar a la Policía, al llegar esta acordono el lugar y llamo al CTI de la Fiscalía para que realizara la inspección técnica al cadáver.

Los investigadores  encontraron en el cadáver múltiples heridas producidas por arma blanca, estas fueron hechas en la espalda, el abdomen y el pecho, aproximadamente 35 puñaladas le propinaron al occiso.

Los móviles del asesinato podría estar relacionado con el hurto de un dinero que al parecer estaba guardado en un baúl que se encontraba en el apartamento, en el lugar los investigadores de la Fiscalía no encontraron baúl alguno.

Don Alirio era separado y trabaja como independiente preparando almuerzos, los vecinos dicen que se reía mucho, decía que su negocio se llamaba las delicias de don Tiberio, era una persona muy querida por los habitantes del barrio.

Compartir:
Total
0
Shares