Atentado contra Rocío Arias en el Bajo Cauca

Compartir:
La excongresista Rocío Arias sufrió un atentado hoy jueves 13 de octubre de 2016 cuando regresaba del municipio de Caucasia, Antioquia, después de atender una diligencia judicial que se realizó a las 2:30 p. m., y que se prolongó hasta las 4:30 p. m….
Compartir:
Compartir:

img-20161013-wa0230
Impactos de arma de fuego recibió el vehículo de Rocío Arias. Foto Análisis urbano

Redacción Análisis Urbano

La excongresista Rocío Arias sufrió un atentado hoy jueves 13 de octubre de 2016 cuando regresaba del municipio de Caucasia, Antioquia, después de atender una diligencia judicial que se realizó a las 2:30 p. m., y que se prolongó hasta las 4:30 p. m. Cuando se desplazaba en la ruta Caucasia-Taraza, a la altura del corregimiento El Jardín, fueron abordados por dos motos, una adelante y otra atrás, obligando al conductor a reducir la velocidad. Posteriormente los atacantes de la moto de atrás empezaron a disparar.

El carro blindado en que se transportaba Rocío Arias recibió dos disparos de arma de fuego, al parecer 9 mm. El conductor emprendió la fuga y al ingresar al casco del municipio se encontró un retén de la Policía de Carreteras que los escoltó hasta la estación de policía, al mando del teniente Rivera, quien constato la novedad presentada y ofreció todo el acompañamiento necesario para el retorno a Medellín de la excongresista.

img-20161013-wa0241
Rocío Arias en la estación de policía del municipio de Taraza. Foto Análisis Urbano.

Rocío Arias es testigo en varios procesos penales donde están vinculados paramilitares del Bajo Cauca, los cuales pertenecen a grupos armados supuestamente desmovilizados o que han mutado en otras organizaciones como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), Los Caparrapos (al mando de alias Popo) y los Zorros; igualmente ella ha elevado varias denuncias públicas y ante organismos del Estado sobre las actuaciones criminales de las mencionadas agrupaciones.

A pesar de eso, la Policía Ncional ha retirado el servicio de seguridad y en la actualidad solo cuenta con un vehículo blindado perteneciente a la Unidad Nacional de Protección y un conductor privado que no porta ningún tipo de arma. Cabe recordar que Rocío Arias tiene grave amenazas sobre su integridad personal e incluso de su familia. La Fiscalía ha solicitado protección para ella pero no ha sido tenida en cuenta la petición. El CERREM ha determinado que su riesgo es ordinario.

¿Será que los resultados de estos estudios de seguridad se realizan en oficinas y no en el entorno donde se mueve la persona amenazada o con riesgo de seguridad, en este caso Rocío Arias?

Grave que estos hechos se presenten en momentos en que el país avanza por la senda de la paz y más grave aún que la seguridad no se esté otorgando debidamente en Colombia. Análisis Urbano y la ONG Corpades esperan que el señor director de la Unidad Nacional de Protección, Diego Fernando Mora, tome cartas en el asunto, no solo en el caso de Rocío Arias, sino en casos como el de Julio César Rengifo, la familia Ocampo Velásquez, León Fredy Muñoz, entre otros, los cuales teniendo riesgo de seguridad todavía adolecen de protección adecuada.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/287588036″ params=”auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true” width=”100%” height=”150″ iframe=”true” /]

img-20161013-wa0231
Impactos de arma de fuego recibió el vehículo de Rocío Arias. Foto Análisis urbano

Temas relacionados 

Rocío Arias se destapa (primera parte)

Caparrapos existen: Rocío Arias se destapa (segunda parte)

Compartir:
Total
0
Shares

Comments are closed.

Previous Post

Director de la UNP habla de seguridad (Primera parte)

Next Post

14 años de impunidad: Orión nunca más

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: