“Brillante amanecer”, una puerta para ver la metalurgia indígena colombiana

Fotografía hoy de un pectoral con figuras humanas y aves perteneciente a la cultura muisca, parte de la muestra “Brillante amanecer” en el Museo Nacional, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Compartir:

Bogotá, 25 de agosto de 2022.- Piezas de 12 regiones elaboradas en metales por culturas indígenas componen una muestra abierta desde este jueves por el Museo Nacional de Colombia en Bogotá, que pretende acercar al público a las técnicas usadas por los pueblos prehispánicos alrededor de la orfebrería y la joyería.

“Abrir puertas es algo muy importante, abrir las puertas del pasado también. Si bien acá está la metalurgia, con el brillante amanecer debemos pensar en quienes hicieron estas piezas, siempre al lado de los objetos debe estar la memoria humana”, dijo la ministra de Cultura, Patricia Ariza.

Fotografía hoy de narigueras pertenecientes a la cultura quimbaya, parte de la muestra “Brillante amanecer” en el Museo Nacional, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

La sala “Brillante amanecer” reconoce el trabajo metalúrgico de origen arqueológico que hizo parte de los sistemas cognitivos y simbólicos de los pueblos prehispánicos que habitaron, hace por lo menos 2.000 años en el actual territorio de Colombia, y en el que el oro era el protagonista.

Según la ministra Ariza, esta es apenas una muestra que refleja el resultado de los procesos técnicos implementados en tiempos arcaicos por las comunidades indígenas para desarrollar piezas complejas de oro.

Esos procesos eran llevados a cabo en medio de un mundo diverso de prácticas y expresiones culturales que incluye las cualidades de los metales a través de los cuales le dieron vida a las ideas y concepciones sobre el cuerpo, la naturaleza y la organización social que tenían.

Por su lado, la directora del Museo Nacional de Colombia, Juliana Restrepo, aseguró que “es muy significativo rendir un homenaje al oficio y las representaciones orfebres de las comunidades prehispánicas”.

Fotografía hoy de una figura ceremonial con forma humana perteneciente a la cultura muisca, parte de la muestra “Brillante amanecer” en el Museo Nacional, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Explicó que la sala hace parte de la renovación del Museo y que, además, busca ser fuente de inspiración para el diálogo entre las colecciones en torno a temas transversales, con el fin de ofrecer al visitante una narrativa incluyente, participativa y dinámica.

En la Colombia prehispánica, el conocimiento de la metalurgia estuvo centrado en las transformaciones y aleaciones del oro y cobre, lo que le dio forma al oficio de la orfebrería como una expresión tecnológica, social y simbólica.

Una serie de laminillas de oro martilladas, que fueron halladas en la región arqueológica Tumaco-La Tolita, en la costa pacífica colombiana, y que datan del 800 a. C., es la fecha más antigua asociada a la orfebrería en lo que hoy es Colombia.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares