Buen Comienzo abrió primera sede en Estación Villa para 250 niños y niñas, solicitada por la comunidad desde hace ocho años

Compartir:
  • El centro infantil Reina Ester tiene capacidad para 250 niños y niñas, el 70 % corresponde a migrantes que residen en Medellín.
  • La sede prestará servicio de 6:00 a. m. a 6:30 p. m. Las familias podrán elegir las diez horas diarias de atención que más se ajusten a sus necesidades.
  • La Alcaldía de Medellín hizo una inversión de $112 millones y en menos de tres meses se llevaron a cabo los trabajos de adecuación para el inicio de la operación. 

Medellín, Colombia, febrero 23 de 2022- La Alcaldía de Medellín abrió el primer centro infantil de Buen Comienzo para  atender a 250 niños y niñas del sector Estación Villa, en el Centro de la ciudad. La mayoría es población migrante en condiciones de vulnerabilidad que hasta este momento no había sido institucionalizada. 

Se trata del centro infantil Reina Ester que, gracias al trabajo conjunto entre la comunidad y la Administración Municipal, se convierte en la primera sede en abrir sus puertas en la llamada zona del “Bronx”. 

Este Buen Comienzo es el inicio de una nueva ola para este sector Estación Villa, es el inicio de una intervención institucional mucho más completa a este sector. Este lugar es sin duda uno de esos sitios de Medellín que más lo necesita, es este sector que muchos ciudadanos no saben que existe. Es esa Medellín que muchas veces no conocemos. Aquí no puede faltar la cultura, la atención a las mujeres que tienen unas vulnerabilidades impresionantes en este sector”, dijo Diana Osorio, gestora social de Medellín.

En este espacio, los niños pasarán hasta diez horas diarias gracias a la implementación del modelo flexible. Cuenta con diez salas de desarrollo, diez unidades sanitarias para niños y niñas, lava colas, zona para cambio de pañales, zona de juegos y recreación, cocina, bodega, además de la oficina para el profesional psicosocial y el coordinador.

El horario de la modalidad flexible en el centro infantil es de 6:00 a. m. a 6:30 p. m. Las familias podrán elegir las diez horas diarias de atención que más se ajusten a sus necesidades.

Para la adecuación de la sede, teniendo en cuenta que se trata de un inmueble tomado en calidad de arrendamiento, la Alcaldía de Medellín hizo una inversión de $112 millones y en menos de tres meses se llevaron a cabo los trabajos, lo que garantizó el inicio de la prestación del servicio el pasado lunes 14 de febrero cuando los niños acudieron a la primera semana de adaptación y reconocimiento de las instalaciones.

Iniciamos atención en el centro infantil Reina Ester, un centro infantil que acoge 250 niños y niñas de poblaciones altamente vulnerables de la comuna número 10 del municipio de Medellín, hoy nos sentimos muy complacidos porque esta es la semilla de la Medellín Futuro y seguiremos cultivando esta Medellín que todos soñamos y amamos porque los niños y las niñas para nosotros son lo más importante”, afirmó Hugo Díaz, director de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo.

El centro infantil es operado por Viviendo Juntos, corporación con amplia experiencia y reconocimiento en el acompañamiento a la primera infancia de Medellín. El personal a cargo de los participantes está compuesto por más de 20 profesionales y auxiliares, entre agentes educativos, nutricionista, coordinadora, psicosocial y auxiliar de nutrición.

Reina Ester se convierte, además, en la primera sede de Buen Comienzo en prestar servicio los sábados, como respuesta a las necesidades identificadas en la zona y anteponiendo el bienestar de los niños y las niñas.

A mi me alegra mucho que haya comenzado Buen Comienzo en esta zona porque yo vivo acá y no solo por mi hijo que se ve beneficiado sino también por muchos otros niños que quedaban solos en la casa, que les tocaba irse a trabajar con su mamá, que se exponían a muchos riesgos, muchos niños van a poder venir y no seguirán a su suerte”, contó Kelly Jhoana Valencia, mamá de niño beneficiado.

Con la llegada de Buen Comienzo a Estación Villa, las familias no se verán obligadas a seguir dejando a sus hijos solos en inquilinatos o dormitorios durante largas jornadas y expuestos a toda clase de  peligros. La oportunidad de transformar sus rutinas tocó sus puertas. Allí, los niños tendrán alimentación saludable, momentos pedagógicos, adaptación a rutinas y fortalecimiento de habilidades, entre otros beneficios.

Compartir:
Total
1
Shares