Unidades de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali desarticularon la estructura delincuencial el Palo de los Chorros, responsable de la comisión de homicidios selectivos, tráfico de estupefacientes y hurto a motocicletas en la comuna 14 de Cali.

Una de sus víctimas habría sido un ciudadano venezolano que fue velado durante 11 días en el oriente de la ciudad; se presume que un hecho de intolerancia motivó el asesinato.

La Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación a través del grupo especial G5, conformado por unidades de la Seccional de Investigación Criminal, Inteligencia Policial, Gaula, Seccional de Protección y del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, realizaron 10 diligencias de registro y allanamiento en los barrios Puertas del Sol, Manuela Beltrán y Remansos de Comfandi donde fueron capturadas siete personas por orden judicial, dos en flagrancia, se materializó una orden de captura por porte ilegal y la imputación de cargos a “mamian”, presunto líder de la estructura que desde su sitio de reclusión continuaba liderando las acciones criminales de la organización.

Tras varios meses de investigación por parte de las autoridades, donde fue fundamental la colaboración de la comunidad, se logró evidenciar como esta estructura cometía a sangre fría los asesinatos, esto para obtener el control de la venta estupefacientes en este sector de la ciudad, además de otros delitos que afectaban la seguridad de los habitantes.

Entre los capturados se encuentran personas conocidas en el mundo delincuencial como: “honder”, quien estaba al mando de la estructura desde febrero cuando fue capturado su líder, al que además continuaba reportándole las acciones delincuenciales, “chinga José” y “chinga Brandon”, primos y sicarios de la banda; “medio polvo” y “camello”, hermanos que también cometían homicidios en la modalidad de sicariato, “guayaba” y “Rubio”, responsables del tráfico de estupefacientes, principal fuente de financiación de la estructura para la compra de armas; se presume que comercializaban 1.000 dosis diarias de marihuana, lo que representaba un ingreso mensual cercano a los $30’000.000.

Estas personas también estarían relacionadas con el hurto a motocicletas y se les atribuye la comisión de al menos cinco homicidios. Entre sus víctimas se encuentra un ciudadano venezolano, homicidio cometido por un presunto hecho de intolerancia.

En la investigación se pudo establecer que alias Mamian, el líder, después de cumplir una condena por hurto, continuó delinquiendo. Tan pronto recobró la libertad, intentó influenciar a jóvenes ex pandilleros con el propósito de conformar una estructura delincuencial y así recuperar el control territorial en la comuna 14. Estos jóvenes, hacen parte del programa “Tratamiento Integral de Pandillas” que lidera la Policía con apoyo de la Alcaldía y el Instituto Cisalva, tienen una nueva vida, alejada de la violencia y orientada hacia la convivencia y la paz.

En el operativo fue incautada un arma de fuego tipo revólver, un arma de fogueo, 20 cartuchos de diferentes calibres, 2.241 dosis de marihuana y más de 1’500.000 de dinero en efectivo. Los capturados fueron dejados a disposición de Fiscalía 27 especializada del grupo de casos priorizados por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, homicidio en grado de tentativa, porte ilegal de armas de fuego y tráfico de estupefacientes. A todos les fue dictada medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.