La Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, Ascsucor, con presencia organizativa en los municipios de Puerto Libertador, Montelíbano y San José de Uré, se movilizarán para exigir la implementación del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, Pnis, en esa zona del país.

Las razones que exponen son las siguientes:
1 – La incertidumbre por la inseguridad jurídica para todas las familias inscritas en Pnis en el sur de Córdoba, ya que algo tan fundamental como lo era el tratamiento penal diferencial (TPD), proyecto de ley que pretendía dar un trato diferencial a toda familia que decidiera sustituir voluntariamente no se ha aplicado en sus territorios.
2 – Inseguridad económica, ya que su principal fuente de ingresos económicos eran los cultivos de hoja de coca; que ya no están y era con esos recursos que se subsanaban necesidades básicas de las familias (núcleos), se costeaba la educación de sus hijos, salud, etc. Todo debido al extremo retraso según lo contemplado en la hoja de ruta y que compete a la implementación de proyectos productivos que generarían ingresos y facilitaría el tránsito de economías declaradas ilícitas a economías licitas y sostenibles.
3 – Inseguridad alimentaria, hasta el punto de aguantar hambre, ya que en gran parte hasta su alimentación dependía del cultivo de hoja de coca, y al no implementar proyectos de seguridad alimentaria, se generó un vacío no solo jurídico, también alimentario; ahora están más preocupados ya que en días pasados recibimos el ultimo desembolso por concepto de asistencia alimentaria por el caso del municipio de Montelíbano.
4 – Muchas de sus familias se encuentran en una situación muchísimo más grave, ya que hicieron levantamiento del cultivo y jamás han recibido ni un solo desembolso por concepto de asistencia alimentaria inmediata.
5 – Para ellos, el Gobierno no ha dimensionado la importancia del Pnis para esa comunidad, pues más que beneficios económicos, es la única oportunidad que de llegar a darse, según lo contemplado en el acuerdo final para salir definitivamente de la ilegalidad, se podría transitar a la legitimidad agraria y desterrar el conflicto social y armado de sus territorios.

En consecuencia, la Asociación exige que se instale de manera inmediata una mesa de interlocución que resuelva y defina tiempos para el cumplimiento de la hoja de ruta de implementación del Pnis en Córdoba. Asimismo, concertar apoyos económicos para las familias que por retrasos en la hoja de ruta del Pnis quedarán sin alternativas para generar ingresos para sostener a sus familias; concertar condiciones reales de seguridad para las comunidades y sus líderes en proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito del sur de Córdoba; y revisar todos los retrasos en el programa y generar un mecanismo para agilizar el cumplimiento en el marco de la implementación, definidos estos en los Acuerdos colectivos firmados el 24 de agosto del 2017 en los municipios de Puerto Libertador, Montelibano y San José de Uré, entre otras peticiones.