Bajo la coordinación de la Dirección Nacional de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General de la Nación, servidores de la Sijín de Policía Metropolitana de Medellín y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), capturaron a 180 personas presuntamente vinculadas a 10 estructuras criminales dedicadas al microtráfico y a los homicidios selectivos en Medellín y el Valle de Aburrá.

Entre los capturados figuran 34 personas que tenían requerimientos judiciales por el delito de homicidio.

La acción judicial conjunta permitió desarrollar 118 allanamientos, en los que se logró la incautación de 10 armas de fuego, 72.000 pastillas derivadas de la Benzodiacepina, 4.500 gramos de marihuana, 122 millones de pesos en efectivo; y fueron inmovilizados 3 carros y 1 motocicleta, presuntamente, usados para la comisión de los ilícitos.

Las personas judicializadas, entre las que aparecen cabecillas y coordinadores de zona, harían parte de las organizaciones criminales como: La Terraza, La Roja, El Mesa, Los Juaquinillos, los B.j., Los Adobe, La Raya, Los Conejos y La Libertad

Cartel de las cárceles
Dentro de la estrategia judicial también fueron capturadas 14 personas señaladas de ingresar todo tipos de estupefacientes a las cárceles del Distrito Judicial de Medellín. Las aprehensiones se lograron después de labores investigativas y de allanamientos a los centros carcelarios Bellavista, El Pedregal y La Paz.

Entre los procesados figuran un integrante activo del Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) y dos expolicías que se encuentran privados de la libertad y, al parecer, delinquían desde sus lugares de reclusión.

Según el proceso que adelanta un fiscal de la Estructura de Apoyo (EDA), los investigados también estarían enviando estupefacientes desde la capital antioqueña a otras cárceles de Caldas y Boyacá.

Homicidio de profesor universitario
Uno de los homicidios aclarados durante este trabajo conjunto es el del docente universitario Jairo Antonio Rodas Areiza, profesor del Instituto Técnico Metropoliltano, ocurrido el 31 de diciembre de 2018 en el barrio Buenos Aires de Medellín. Según el dictamen forense, la víctima presentaba en la sangre sustancias derivadas de la Benzodiacepina.

Por este hecho la Sijín de la Policía Nacional capturó a una pareja de esposos, a quienes ya se les imputaron cargos por los delitos de homicidio agravado y hurto calificado y agravado.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal de la Unidad de Vida, el mismo día del homicidio, de las tarjetas débito y crédito de la víctima fueron sustraídos más de 8 millones de pesos, en retiros y compras.

La mujer tiene otras dos anotaciones judiciales por el uso de sustancias químicas similares contra otras víctimas.