Diana Tatiana Rodríguez, de 10 años de edad, fue hallada sin vida, con signos de violencia sexual y maltrato físico, el pasado 2 de junio, en el barrio San Francisco de Buenaventura (Valle del Cauca), luego de haber sido reportada como desaparecida.

En un operativo conjunto entre el CTI de la Fiscalía y la Sijin de la Policía Nacional fue capturado Jhon Eduard Quintero Ortiz, quien se habría aprovechado de la cercanía con su sobrina para abusar de ella y luego intentar desaparecerla.

De acuerdo con el material probatorio, Quintero Ortiz ocultó en su vivienda el lazo con el que habría atado a la menor de pies y manos a la columna de una casa tras el asesinato. También se recuperaron muestras de material biológico que demostrarían su responsabilidad en el crimen.

El capturado será presentado en las próximas horas ante un juez de control de garantías para su respectiva judicialización. La Fiscalía imputará cargos por el delito feminicidio agravado en concurso heterogéneo con acceso carnal violento con menor de 14 años.

Mataron a presunto violador y asesino de Tatiana
Aunque John Quintero aseguró ser el único autor del abuso sexual y muerte de la niña Diana Tatiana, la comunidad señala a otros dos hombres de participar en el atroz crimen.

Uno de ellos alcanzó a escapar de la comunidad, que intentó atraparlo. El otro no tuvo tanta suerte. Fue retenido por un grupo de personas que lo acusó del brutal hecho. Lo golpearon con palos, piedras, puños y patadas. Además, varios hombres que portaban armas de fuego le dispararon hasta dejarlo inconsciente.

Fue trasladado aún con signos vitales a la clínica Santa Sofía del puerto marítimo, pero allí falleció minutos después. Fue identificado como Mauro Portocarrero Riascos.