Capturan 196 personas que vendían droga en entornos escolares de 18 departamentos

152
Compartir Noticia

Como parte de la lucha que adelanta la Fiscalía para proteger a niños, adolescentes y jóvenes de las organizaciones dedicadas a inducir al consumo de drogas alucinógenas, se adelantó una operación conjunta con el Ejército y la Policía Nacional, que permitió la captura de 196 integrantes de 17 organizaciones criminales, dedicadas al narcomenudeo en varias zonas del territorio nacional.

Estas personas, 69 capturadas en flagrancia y 167 por orden judicial, se dedicaban a vender estupefacientes en 48 colegios de 18 departamentos, un instituto en Chocó y 3 universidades en Boyacá, Magdalena y Santander. Varias de ellas abordaban a los jóvenes para darles a probar las sustancias en espacio público, algunas se dedicaban a la venta a domicilio en mototaxis y bicicletas, y otras más utilizaban menores de edad como correos humanos para transportar la droga y venderla en los establecimientos educativos.

La operación, que se realizó a través de 132 allanamientos y 3 intervenciones, dejó como resultado adicional las siguientes incautaciones:

– 16 kilos de marihuana

– 2 kilos y medio de cocaína

– 3 kilos y medio de bazuco

– 288 pastillas de drogas sintéticas

En cuanto a bienes y dinero, se lograron los siguientes resultados:

– Cinco millones seiscientos veinte mil pesos ($5.620.000)

– 7 armas de fuego

– 1 granada de fragmentación

– 1 motocicleta incautada y 6 más inmovilizadas

– 7 teléfonos celulares

– 16 simcard y micro SD

– 9 cartuchos calibre 38

– 1 gramera

Acciones en Popayán

Una banda conocida como Los del morro, se dedicaba al expendio de alucinógenos a la salida de un colegio. Los estudiantes, aún vestidos con uniforme, se acercaban a los expendedores quienes, a plena luz del día, les vendían papeletas con estupefacientes. La mayoría de los compradores eran menores de edad. Las 8 personas capturadas ya tienen medida de aseguramiento intramural.

Acciones en Antioquia

– Rionegro: la Fiscalía descubrió una ‘olla’ móvil en la parte trasera de un colegio. Los delincuentes, además de hacer el expendio, utilizaban menores de edad para transportar alucinógenos a diferentes lugares del municipio.

– Yolombó: el trabajo mancomunado de la Fiscalía y la Policía permitió descubrir cómo una organización criminal, denominada Los Pamplona, utilizaba las jardineras de una calle aledaña a un colegio de primaria y bachillerato, como ‘olla’ móvil para distribuir alucinógenos. Escondía maletines con la droga bajo las plantas y luego eran entregados morrales a los estudiantes, quienes llevaban el alijo a la institución educativa.

En Risaralda

– Pereira: a través de seguimientos tecnológicos, se puso en evidencia cómo un integrante de la organización criminal conocida como Frailejón, se dedicaba a inducir al consumo a jóvenes en inmediaciones de un colegio. Los delincuentes abordaban a los menores de edad en las calles y les ofrecían muestras gratis de cocaína, mientras que otros distribuían los alucinógenos en motocicletas y bicicletas, además de venta directa en ollas.

En Bogotá

– Bosa: en una vivienda de la localidad, integrantes del CTI, con el apoyo del Ejército, encontraron una caleta camuflada en una pared. Al ver una cuerda que sobresalía, las autoridades comenzaron a halar y encontraron 1.400 gramos de bazuco, envueltos en plásticos negros, a manera de salchichón.

Los departamentos intervenidos fueron: Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caquetá, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Magdalena, Meta, Risaralda, Sucre, Tolima y Valle del Cauca; además, hubo operaciones en 27 ciudades del país, entre las que se destacan Bogotá, Medellín y Cali.

El tema es tan alarmante que en Barranquilla, en un sector informal conocido como La Paz, se encontró un cristalizadero en el que había cocaína lista para su distribución y elementos químicos para su procesamiento. En el allanamiento realizado por el CTI de la Fiscalía y el Ejército, se encontraron básculas y documentación informal que permitiría establecer que los alucinógenos se distribuían en Barranquilla, Malambo y Soledad.

Con esta operación, la Fiscalía reitera su compromiso de evitar que las nuevas generaciones se pierdan como consecuencia del consumo de alucinógenos, a través del combate a la plaga del narcomenudeo y a los fenómenos asociados a este delito, como el homicidio y la violencia intrafamiliar.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here