Capturan a Óscar Suárez Mira, condenado por aliarse con “paras” para llegar al Congreso

Foto de El Espectador
Compartir:

En la tarde de este jueves y una semana después de que la Corte Suprema de Justicia le impusiera una segunda condena por vínculos con paramilitares, fue capturado el excongresista Óscar Suárez Mira. El hombre es requerido por la justicia desde que en 2016, aunque ya en 2013 la Sala Penal del alto tribunal lo había condenado a nueve años de prisión por haberse aliado con el Bloque Élmer Cárdenas de las Autodefensas. Luego, en agosto de este año, la Sala de Primera Instancia lo condenó en otro proceso, esta vez por recibir dinero de paramilitares para financiar sus campañas al Congreso. Su abogado asegura que Suárez Mira estaba buscando entregarse.

En concreto, por haber recibido dineros para su campaña a la Cámara de Representantes en el año 2002 del narcotráficante Juan Carlos El Tuso Sierra. Y por recibir el mismo apoyo, para su campaña al Senado en 2006, de parte de los jefes paramilitares Rodrigo Pérez Alzate, alias Julián Bolívar; Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias Macaco; e Iván Roberto Duque, alias Ernesto Báez, desmovilizados del Bloque Central Bolívar de las autodefensas. Asimismo, en el primer proceso fue vital el testimonio de Freddy Rendón Herrera, alias El Alemán, quien lo señaló como uno de varios dirigentes de ese departamento que los respaldaron.

Hasta el sector de El Poblado, en Medellín, llegaron sobre el mediodía de este jueves agentes de la DIJIN de la Policía con una orden de captura que emitió la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema. Y es que, el excongresista, que estuvo prófugo de la justicia por años, no atendió a ninguno de los llamados que le hizo el alto tribunal, no asistió a su indagatoria ni a ninguna audiencia del juicio. Según videos que grabaron ciudadanos en el momento de la captura, al lugar llegó un vehículo blindado de grandes proporciones y a Suárez Mira lo escoltaron agentes fuertemente armados desde la puerta de su apartamento hasta que lo subieron al vehículo.

El abogado del excongresista, Álvaro Luna aseguró que su cliente “estaba buscando la forma de entregarse ante la autoridad competente” y señaló que la sentencia dictada por la Sala de Primera Instancia del alto tribunal será apelada. Para Luna, este proceso vulneró la Constitución Política porque las audiencias del juicio se adelantaron ante la Sala Penal de la Corte Suprema a pesar de que ya estaba vigente el Acto Legislativo 01 de 2018 que creó la doble instancia en esta corporación. Y ya cuando estaba para fallo, el caso fue enviado a la Sala de Primera Instancia que finalmente dictó condena. Ahora, la apelación la tendrá que conocerla la Sala Penal en segunda instancia, por lo que deberán nombrarse conjueces. “Los derechos de Suárez Mira han sido afectados de manera gravísima”, dijo Luna.

En el primer proceso, se comprobaron los vínculos de Suárez Mira con organizaciones ilegales. Fue condenado por el delito de concierto para delinquir y, como otra arista de ese caso inicial, fue que tomó rumbo el segundo expediente. Se trata de uno de los personajes más importantes de la política antioqueña y en especial del municipio de Bello, de donde fue alcalde entre 1995 y 1997. Aunque estuvo detenido en 2011, Suárez Mira tiene una orden de captura vigente desde el 5 de noviembre de 2016 cuando la Sala de Primera instancia ordenó su detención preventiva por el segundo proceso.

En el caso de la campaña para 2002, la Corte encontró que Suárez Mira recibió dineros de El Tuso Sierra a través de Daniel Alberto Mejía, alias Danielito, y Carlos Mario Aguilar Echeverry, alias Rogelio, reconocidos jefes de la organización criminal La Oficina de Envigado. Ese dinero venía de actividades ilegales y así lo sabía el excongresista: “Suárez Mira sabía en ambas ocasiones que el dinero provenía de los grupos paramilitares o de exintegrantes que apenas se desmovilizaron, ningún argumento podría llevar a una hipótesis aceptable de no conocer su origen ilícito”, reza la sentencia.

Para la campaña de 2006, la Corte comprobó que Suárez Mira recibió dinero de Báez, Julián Bolívar y Macaco. El alto tribunal encontró que los entonces recién desmovilizados exparamilitares temían que en el futuro se cayera la Ley de Justicia y Paz y que fueran a parar todos a la Corte Penal Internacional. Por eso, en una reunión en marzo de ese año decidieron que tenían “que poner políticos””, según la sentencia. Ese político fue Suárez Mira, quien también asistió al encuentro. Aquí fue clave el testimonio de David Hernández López, presidente de la Fundación Semillas de Paz, creada por los paramilitares, y quien estuvo presente en la reunión.

Tomado de El Espectador

Compartir:
Total
13
Shares
Previous Post

Busco trabajo: Ricardo Villa Sánchez, Abogado, Magister en Desarrollo social

Next Post

Indemnizaciones reparan más de 11.500 víctimas en Antioquia durante pandemia

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: