Lo arrestaron además por posesión ilegal de armas de fuego y de bombas caseras. Jason Muzzicato tiene 43 años y ahora afronta cargos por posesión ilegal de armas de fuego, bombas caseras y por operar drones sin registro.

¿Qué era lo que hacía? Lanzaba explosivos desde un dron hacia la casa de su expareja en Pennsylvania, Estados Unidos. El detenido tenía un drone modelo Phantom 3, siete artefactos explosivos improvisados y diez armas de fuego, incluidos varios rifles AR-15 y pistolas semiautomáticas.

Según The Morning Call, se encontraron además interruptores en el tablero del drone que permitían controlar el lanzamiento de diversos materiales o artefactos.

Su expareja contaba con una orden de protección contra el maltrato (PFA) tras sufrir varios episodios de acoso de parte de Muzzicato y precisamente esa medida legal prohíbe que un sujeto sobre el que recayó esa orden pueda tener armas de fuego.

No solamente el hallazgo de todos esos elementos complica al hombre. También está la declaración de un testigo. Charles Carcione, un vecino de la exnovia, vio a Jason Muzzicato antes y durante el lanzamiento de explosivos caseros en la vivienda de la mujer a la que no tiene permitido acercarse desde el 2017, cuando se otorgó la PFA.

“Un día, estaba en la entrada haciendo algo. De repente, los escuché. Llovieron las chispas“, detalló Carcione. Si es condenado, el hombre podría ser sentenciado a 33 años de prisión y una multa de 760.000 dólares.

Tomado de Canal Net tv

https://www.canalnet.tv/tendencias/un-hombre-lanzaba-explosivos-desde-un-drone-a-la-casa-de-su-exnovia_20190919/