Las autoridades dieron con el movimiento liderado por la ‘Buda viviente’ mientras investigaban el asesinato de una de sus adeptas.

Las autoridades de la isla china de Taiwán han desmantelado un peligroso culto, dirigido por una mujer de 61 años que se consideraba la ‘Buda viviente’, y han rescatado a 19 de sus seguidores tras una larga pesquisa policial, según informaron este miércoles.

La Policía de Taichung descubrió el culto cuando investigaba sobre la muerte de una de sus adeptas, una joven de 20 años, en el pasado mes de marzo. Al parecer la joven había sido golpeada hasta la muerte por un miembro de la secta como parte de un ‘exorcismo’ cuando acompañaba a la líder del movimiento, Lin Hsin-yue, en una visita en la provincia de Guangxi, en China continental.

Para huir de las autoridades locales Lin se escondió en el ‘monasterio’ que servía de sede para el culto, situado en una zona montañosa del condado taiwanés de Nantou. Sin embargo, durante una redada realizada a finales de agosto la Policía allanó aquel complejo, el cual contaba con puertas selladas para evitar el escape de sus miembros.

Los agentes arrestaron a cinco de sus líderes, entre ellas a Lin, y liberó a 19 de los seguidores, con edades de entre dos y 80 años. Dentro del complejo se encontraron mazos, varillas, palos, propaganda de culto y computadoras. La Oficina de Investigación Criminal de Taiwán dijo que la líder se refería a sí misma como la ‘Santa Madre’ o la ‘Buda viviente’.

Se indicó que cada vez que un miembro no quería seguir las reglas del culto, y especialmente si expresaba el deseo de abandonar el movimiento, era castigado violentamente. Según los liberados, también se les prohibía hablar, bañarse o comer.

https://youtu.be/_vOEWA-r45E

De acuerdo a los informes policiales recogidos por los medios locales, Lin había registrado al grupo como una asociación legal en 2009 y estableció sedes en los condados de Nantou y Taichung, reclutando alrededor de 100 personas. El supuesto propósito del culto era inspirar buenas virtudes y promover la salud física y espiritual.

Tomado de Agencia de Prensa RT