Los primeros inmigrantes hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que viajan en una gran caravana desde Centroamérica hacia los Estados Unidos, empezaron a aglomerarse en la frontera sureste de México.

Ni el ultimátum de Trump contra los gobiernos de Centroamérica y México, ni el cerco de seguridad que estableció el Gobierno mexicano con cerca de 300 hombres de la Policía Federal, han podido frenar el avance de esta caravana.

El mandatario norteamericano amenazó con cortarle la ayuda a las naciones del llamado «Triángulo del Norte», pero esto no impidió su llegada a la frontera de Guatemala con México. Igualmente advirtió al Gobierno mexicano que enviaría al ejército para cerrar la frontera en caso de que no hicieran nada para detenerlos.

Sin embargo, la situación cambió cuando vio imágenes de unos 300 elementos de la Policía Federal desplazados en camiones a la zona donde se espera que se internen los indocumentados. «Gracias, México, estamos ansiosos de trabajar con ustedes», escribió Trump en Twitter.

El Gobierno mexicano, por medio de un comunicado oficial, afirmó que solo permitirá el acceso de aquellas personas que tengan visa o que llenen una solicitud para obtener un refugio en México. Para esta última labor solicitó el apoyo de Naciones Unidas.

Luis Videgaray, ministro de Relaciones Exteriores, señaló que su país tiene la capacidad para recibir las solicitudes de asilo que llenen los migrantes que viajan en la caravana, pero advirtió que será todo un reto.

Según informa ANSA, el presidente electo, Andrés Manuel López obrador, abogó por darle un trato humanitario a los migrantes y agregó que en su gobierno se otorgarán visas de trabajo a los centroamericanos que ingresen a territorio mexicano.

Fuente:http://www.ansalatina.com/americalatina/noticia/estados_unidos/2018/10/19/mexico-en-tension-llega-la-caravana_02a4949f-e6ff-48b4-bc99-012ae132f45b.html